Cuando llegan  los días de frío, debes tener claro cómo purgar los radiadores de tu casa para que estos,  funcionen de manera correcta y proporcionen el calor necesario para mantener un ambiente acogedor en tu hogar. Los radiadores que requieren de purgado, poseen agua en su interior que, al calentarse, logra que generen el calor suficiente como para crear una temperatura más alta en nuestro hogar. Durante los meses de más calor, lo que ocurre es que los radiadores se mantienen inactivos demasiado tiempo. Esto genera que se formen bolsas de aire en el interior. El purgado de los radiadores, se realiza para eliminar ese aire acumulado. Si no se hace, nuestro sistema de calefacción funcionará de manera irregular. Habrás notado alguna vez, al poner la mano sobre el radiador, que este se muestra frío en la parte superior pero no en la parte media o inferior. Es probable que la causa sea que no se ha purgado. Pero, ¿cómo se purga un radiador? Antes de nada, debes saber que los purgadores suelen situarse en un extremo superior del radiador. Son de pequeño tamaño y los hay de dos tipos:

  • Purgador automático: resulta muy cómodo porque el aparato realizará la tarea por sí mismo, expulsando el aire que sobra, automáticamente.
  • Purgador manual: en este caso deberás realizar el purgado tú mismo cuando llegue la época de frío, tras el verano, que es cuando el radiador habrá estado mucho tiempo parado.

En este último caso, ¿cómo se purga un radiador? Sigue los siguientes pasos para hacerlo correctamente y evitar averías en el hogar:

  • Con un destornillador, debes meter la parte plana del extremo del mismo en la hendidura de la válvula y girarlo lentamente. Algunos, requieren de una llave especial diseñada para ese tipo de purgador en concreto. En cualquiera de los dos casos, gira la válvula poco a poco.
  • Coloca un recipiente debajo de la zona del purgador por donde se va a expulsar el aire, ya que es posible que también suelte algo de agua una vez expulsado el aire en su totalidad.
  • Si tu casa es de dos plantas, algo que debes tener en cuenta también a la hora de saber cómo purgar los radiadores, es que debes comenzar por los de la planta de arriba, ya que son los que tienden a acumular más aire en su interior.
  • En las casas de una sola planta, se debe comenzar a purgar los radiadores más cercanos a la caldera, que son los que primero que reciben el combustible necesario para calentar.

  Ahora que ya sabes cómo purgar radiadores, no pases por alto esta tarea para así proteger tu hogar de posibles averías.