Para cuidar de nuestro hogar y convertirlo en un espacio confortable, debemos atender a muchos aspectos del mismo. Uno de ellos es la decoración. Una casa bonita y puesta a nuestro gusto personal nos hará sentir, sin duda, más cómodos en ella.

En este artículo vamos a centrarnos en uno de los elementos más importantes y básicos de una casa: sus paredes. Son el armazón de nuestro hogar. Su aspecto y color pueden hacer que una casa luzca como nueva o que, por el contrario, se muestre envejecida y estropeada.

Las paredes son el rostro de nuestro hogar. Al igual que el rostro de las personas, hay que cuidarlo, limpiarlo y maquillarlo para que se muestre bonito.

Las paredes con gotelé son todo un clásico en millones de casas en nuestro país. Esta técnica de pintura se puso de moda hace muchos años pero hoy resulta algo obsoleta. Son muchos los que desean eliminar el gotelé de las paredes de su casa, pero no se atreven porque les resulta una tarea complicada. Es cierto que requiere de tiempo y paciencia, pero estamos seguros de que serás capaz de hacerlo.

Cómo quitar el papel de la pared o en este caso, cómo eliminar el gotelé, son tareas más sencillas de lo que crees.

A continuación vamos a mostrarte cómo eliminar el gotelé paso a paso. Toma nota:

  • Cubre los enchufes de las paredes con cinta para que ningún producto utilizado caiga sobre ninguna toma de electricidad.
  • Debes humedecer la pared sobre la que vas a trabajar. Para ello puedes pasar sobre ella un rodillo humedecido con agua.
  • Una vez reblandecido el gotelé con el agua, procede a retirarlo. Puedes usar una lija o una espátula para hacerlo.
  • Retirar el gotelé te llevará bastante tiempo. Sé paciente.
  • Una vez retirado, es muy probable que la pared presente imperfecciones: agujeros, grietas, etc. Antes de pintar la pared debes lograr que esta muestre un aspecto liso.
  • Con masilla para paredes debes rellenar cada hueco y retirar con una espátula el sobrante del producto. Después alisa la masilla al nivel del resto de la pared.
  • Cuando esté todo seco, para asegurarte de que la pared está completamente lisa antes de aplicar la pintura final, puedes lijarla entera.
  • Una vez lisa, pinta la pared con el color que más te guste.

Recuerda que mantener las paredes limpias, bien pintadas y libres de grietas te permitirá generar un ambiente renovado en el hogar.