Una reciente encuesta ha revelado que más de la mitad de los españoles se sienten forzados a gastar en Navidad. Muchas de las personas encuestadas han reconocido que deben intentar ahorrar a lo largo del año para poder hacer frente al desembolso de dinero que trae consigo la Navidad.

Reconozcámoslo: por muchos propósitos que nos hagamos cada año de que esta vez gastaremos menos y ajustaremos las compras a nuestro presupuesto, lo cierto es que siempre terminamos desembolsando más dinero del que nos podemos permitir en realidad.

Los gastos navideños son un verdadero problema en millones de hogares y se presentan como un quiebre en la tranquilidad del hogar y en la economía familiar.

Si crees que es imposible controlar los gastos en esta época del año, toma nota de los siguientes consejos para gastar menos en Navidad:

  • Una de las medidas más efectivas para gastar menos en Navidad y que se practica en muchos hogares es la de adelantar la compra de ciertos productos cuyo precio sube de manera abusiva en época navideña. Alimentos como carnes y pescados pueden comprarse antes de que comience la Navidad y se pueden mantener congelados. Así evitaremos pagar incluso el doble por ellos.
  • Evita las compras compulsivas. En Navidad hay que comprar con cabeza, con tiempo y con meditación. En el caso de juguetes y regalos en general, puedes comparar precios en diferentes establecimientos. En Navidad es muy común que el precio de un mismo producto difiera de forma considerable de un establecimiento a otro.
  • Las vacaciones de Navidad son una buena ocasión para realizar escapadas. Es muy tentador querer viajar en estos días. Pero si tu presupuesto es ajustado, puedes seleccionar destinos más cercanos y comprar billetes con antelación para lograr encontrar ofertas o paquetes vacacionales a buen precio. Un buen consejo para evitar sustos mientras te encuentras fuera es que tomes todas las medidas necesarias para proteger tu casa de robos en Navidad.
  • Para gastar menos en Navidad puedes proponer ideas alternativas con tus seres queridos en cuanto al tipo de regalo. Por ejemplo, podéis hacer un amigo invisible en el que cada persona reciba un sólo regalo y que este sea algo personalizado, elaborado a mano. En vez de gastar dinero comprando un obsequio, se puede regalar algo que encierre un valor sentimental o que tenga un significado especial para el que lo reciba.
  • En cuanto a los regalos destinados a los más pequeños, una buena forma de educarle es no obsequiándoles con múltiples juguetes. Hacerles ver que hay niños que no pueden tener nada y acostumbrarles que un sólo juguete es suficiente, te permitirá no sólo ahorrar dinero en Navidad, sino inculcar a los niños valores positivos para su desarrollo personal.