Nuestro país es uno de los más golpeados por el coronavirus. Tenemos miles de infectados y un elevado número de muertes, motivo por el que muchos hospitales se encuentran colapsados.

Por ese motivo se decretó el estado de alarma el 14 de marzo, limitándose los movimientos de la población y obligando al aislamiento en los hogares, para atajar la situación y reducir la curva de contagios.

Los expertos apuntan que para que el confinamiento tenga resultados efectivos, es muy importante en estos días permanecer en casa y salir a la calle únicamente por motivos de fuerza mayor como ir a trabajar o comprar productos de primera necesidad y, sobre todo, seguir las recomendaciones oficiales para frenar los contagios.

Ahora mismo se está indicando a la población que es fundamental salir con mascarilla para evitar los contagios además de unas recomendaciones básicas:

  • Toser sobre el codo cubriendo boca y nariz para evitar la transmisión del virus al tocar a otras personas u objetos con las manos.
  • Lavarse las manos varias veces al día durante al menos 40 segundos.
  • Evitar dar la mano o saludar con dos besos.
  • Mantener la distancia mínima de un metro para prevenir contagios.

Y si tienes síntomas no salgas de casa y procura no tener contacto con el resto de personas con las que convivas. Llama al médico y si tienes fiebre muy elevada durante días y te cuesta respirar acude a urgencias.

Pasos para superar el virus en casa

Si identificas síntomas leves como fiebre, dolor de garganta, tos seca o diarrea, el Ministerio de Sanidad recomienda llamar al número de teléfono habilitado en cada Comunidad Autónoma para la atención médica específica del coronavirus antes de acudir a un centro sanitario.

De esta forma se intenta no colapsar los ambulatorios y hospitales, ya que un gran parte de los afectados no requerirán hospitalización y podrán superar la enfermedad en su casa. Eso sí, siempre siguiendo una serie de normas para el aislamiento.

Durante el tiempo en que la persona contagiada tenga el virus deberá permanecer aislado, y tanto el paciente como el resto de personas que habiten en la casa deberán cuidar al detalle todas estas medidas de higiene y limpieza para impedir el contagio.

Aislamiento

Desde los organismos oficiales se recomienda aislar al paciente en una habitación individual siempre que sea posible, que haga uso de un sólo baño, y en casa de no poder cumplir estas normas situarse a una distancia mínima de dos metros. La estancia tendrá que permanecer cerrada en todo momento para evitar la dispersión del virus al resto de la casa, y debe tener una ventana para poder ventilar bien.

Comunicación

El paciente tiene que estar debidamente comunicado tanto con el médico como con el resto de familiares en todo momento, ya sea a través de un teléfono móvil o de un intercomunicador, como los que se utilizan para bebés o un walkie talkie. En casa de no tener un teléfono exclusivo para el paciente se debe habilitar uno en la vivienda para comunicar a los sanitarios el seguimiento de la cuarentena.

El contagiado no deberá circular por la casa para minimizar el contagio, pero si es imprescindible podrá hacerlo utilizando una mascarilla y manteniendo una correcta higiene en las manos.

Higiene

Los familiares o personas que convivan en la casa con el contagiado, deberán extremar las medidas de higiene, lavándose las manos antes y después de cualquier contacto con el paciente. También se recomienda el uso de guantes y mascarilla para manipular objetos de la persona con coronavirus.

No se puede compartir con el afectado ni alimentos ni objetos como cubiertos, teléfonos, ordenadores o el mando de la televisión. El virus puede sobrevivir en las superficies durante días y horas, por lo que la limpieza y desinfección serán esenciales en el día a día.

Para desinfectar las superficies utilizadas por el paciente deben limpiarse con lejía de uso doméstico o una solución de lejía rebajada con agua. Algunas prendas como las toallas serán de uso único y se depositarán en un cubo específico para su posterior lavado.

Al igual que la ropa del infectado, se lavará a máquina y con una temperatura mínima de 60ºC. También hay que poner especial atención en los desechos, que se depositarán en un cubo -preferiblemente de pedal para evitar tocarlo con las manos- alojado en el interior de la habitación con una bolsa de cierre hermético.

Cómo superar la enfermedad

Los sanitarios recomiendan beber mucho líquido y, sobre todo, reposo. Dormir mucho es bueno para que el cuerpo luche contra la enfermedad. La ingesta de analgésicos como el paracetamol también pueden ayudar a aliviar el dolor de garganta y la fiebre. Si los síntomas remiten, antes de dar el alta serán necesarias dos pruebas de coronavirus negativas realizadas con, al menos, un día de diferencia.

En caso de empeoramiento, o falta de aire contacte con su médico para que le trasladen a urgencias a hacerle las pruebas convenientes. Y recuerda que cuidar de nuestra salud es muy importante, nos cuidamos nosotros y a los demás.