El seguro del hogar es una protección para tu casa con la que debes contar para estar amparado ante determinados accidentes o daños que se puedan producir. Nuestra casa es uno de los bienes más preciados que poseemos, por lo que contar con un buen seguro de hogar que proteja su estructura y lo que contiene, se convierte en una prioridad para cualquier propietario. Sin embargo, muchas veces surgen dudas para contratar el seguro de hogar si vives en una comunidad.

Muchas comunidades de vecinos cuentan con un seguro para dicha comunidad. ¿Cubre lo mismo un seguro de hogar que un seguro de una comunidad de propietarios?

A continuación, te ofrecemos algunos datos que debes tener en cuenta para contratar el seguro de hogar cuando vives en una comunidad de vecinos. Ambos poseen similitudes, pero están destinados a diferentes protecciones en función del caso del que se trate:

  • Un seguro para la comunidad cubre los posibles daños que pueda sufrir el edificio en su estructura, así como las zonas comunes (jardín, piscina, trasteros, garajes, rellanos, etc.). Este tipo de seguros también cubren la responsabilidad civil de la comunidad en caso de un perjuicio a terceros, haciéndose cargo de los posibles gastos que se puedan generar (arreglos, indemnizaciones, etc.).
  • Un seguro de hogar cubre los posibles daños que se puedan generar en la estructura de la vivienda de un particular, así como en los bienes contenidos en la misma.
  • Una de las cosas que debes tener en cuenta al contratar tu seguro de hogar si vives en una comunidad es que el seguro de la comunidad no cubre el contenido de las viviendas que la conforman y habitualmente tampoco el continente del interior de la vivienda. Por lo tanto, aunque tu comunidad cuente con un seguro, debes contratar tu seguro de hogar particular.
  • Aunque tanto el seguro de hogar como el seguro de la comunidad ofrecen una cobertura de responsabilidad civil, esta es diferente en cada caso. En el seguro de hogar, la responsabilidad civil está orientada al propietario o inquilino de una vivienda, cubriendo los posibles gastos generados por daños a terceros, por necesidad de alojamiento fuera del hogar, por problemas surgidos con su mascota, etc. La responsabilidad civil cubierta en un seguro comunitario está enfocada a la comunidad como ente que se hace responsable de instalaciones comunes del edificio, del personal que trabaja para dicha comunidad, etc.
  • Para poseer una protección completa, lo ideal es contar con ambos seguros de hogar y de la comunidad, ya que hay coberturas de uno que no protegen en el otro caso.