Sin embargo, debes saber que estas fiestas tienen un origen religioso histórico muy valioso. Hoy te contamos varias curiosidades para que sepas de dónde vienen algunas de las tradiciones y símbolos más característicos de la Semana Santa.

  • Capirotes. El gorro en forma de cucurucho que llevan los nazarenos tiene origen en la época de la Inquisición española. Su altura simboliza la cercanía del penitente al cielo.
  • Pasos de Semana Santa. Durante la Edad Media, actores y actrices realizaban los llamados “pasos”: representaciones teatrales religiosas que salían a las calles en carros transportados por doce personas.
  • Carnaval. Unos días antes del periodo de cuaresma se celebra el carnaval, que etimológicamente significa “adiós carne”. Aunque lo más característico de esta fiesta hoy en día son los disfraces, antes consistía en dar grandes banquetes de carne antes de dejar de comerla durante la cuaresma.
  • Fruta de la pasión. En contra de lo que se cree, la maracuyá no es un afrodisíaco. El nombre de la  flor de esta  fruta está relacionado con la Crucifixión de Jesús, puesto que su forma recuerda mucho a la imagen de Cristo en la cruz.
  • “No me des la matraca…”. Seguro que has dicho o escuchado más de una vez esta expresión pero, ¿sabías que su origen proviene de la Semana Santa? La matraca era una gran cruz de madera que se utilizaba para llamar a maitines y cuyo ruido resultaba bastante molesto.

Si te animas a ir a alguna de las muchas procesiones que hay por todas las ciudades, podrás disfrutar de la Semana Santa desde dentro, pero si prefieres quedarte en casa, siempre puedes cocinar cualquiera de los cientos de dulces típicos de Pascua, eso sí, ¡siempre con mucho cuidado para no tener ningún accidente de hogar!