Cuando hay niños pequeños en casa y no disponemos de demasiado espacio, tenemos que sacar a relucir toda nuestra creatividad y dotes decorativas e idear espacios multifuncionales para que los peques puedan realizar cualquier actividad en un mismo espacio. ¿Crees que no es posible? Por supuesto que sí, además quedará muy bien si sigues alguno de los siguientes consejos. ¡Nuestra casa lo merece! 

Antes de comenzar a ordenar el espacio debemos elaborar una lista que nos ayude a tener claro las necesidades que queremos cubrir. Por ejemplo: dormir, compartir dormitorio, recibir visitas para fiestas de pijama, estudiar y jugar. Estas son las necesidades básicas de los niños en un dormitorio. 

  • Cama nido: es una de las opciones para aprovechar espacio más conocidas. Ahora, hay quien añade armarios en ambos lados así como cajoneras en la parte inferior, ¡aprovechar todo el espacio es posible!
  • Cama con escalera: podemos subir un poco más la cama para poder colocar una mesa de escritorio y estanterías en la parte de abajo. Los niños estarán encantados y un mismo espacio cubrirá dos necesidades. 
  • Litera: a los niños les suele gustar, pero la realidad es que queda mucho espacio desaprovechado. Si la habitación es para dos, es más recomendable elegir una cama nido que, aunque tenga que abrirse diariamente, dejará más espacio para jugar o almacenaje en la pared. 
  • Cama o camas plegables: en la actualidad podemos encontrar en el mercado diversas opciones. Se trata de un mueble anclado a la pared con dos puertas que, cuando se abren, se extiende una o dos camas, hay de diversos tipos. Esta opción también es perfecta para aprovechar habitaciones destinadas a invitados.
  • Alfombra: infalible, es la mejor sala de juegos infantil.
  • Escritorio plegable: en la pared, ¡muy útil! 
  • Almacenaje: el ideal es aprovechar cualquier espacio que quede “muerto” para el almacenaje. Por ejemplo: ropa de cama o ropa de otra temporada. Por otro lado, también es recomendable tener almacenaje para juguetes y uso diario organizado por colores para que al niño le sea más sencillo ordenar por sí mismo. 

Pd. Este post también va dirigido a abuel@s y familiares varios que, de vez en cuando, adoptan a los peques en casa. Tener espacio para recibir las mini-visitas y que se sientan cómodas como en su propia casa no es difícil ni caro. La clave está en organizar correctamente el espacio, ellos te lo agradecerán y sus futuros recuerdos también.