Montarte un mini huerto en casa tiene muchas ventajas. Comerás mejor ya que los alimentos que cultivas no tienen pesticidas, sentirás satisfacción personal cuidando los vegetales y viendo como crecen, no tendrás que gastar dinero en los supermercados.

El único inconveniente es que tienes que ser paciente y dedicarle tiempo para que las semillas den sus frutos.

Antes de todo ahí van unos consejos básicos antes de ponernos a sembrar:

-Si no tienes jardín, no te preocupes. Puedes hacer tus siembras en recipientes grandes para que las plantas tengan suficiente espacio para crecer bien.

-Se recomienda que en los maceteros se hagan varios agujeros para garantizar un buen drenaje.

-Norma fundamental: añade abono regularmente durante el periodo de crecimiento.

Os proponemos una serie de granos fáciles de cultivar en casa

-Cebolla

Antes de todo se recomienda que dos días antes, en las jardineras, añadas mantillo para que la tierra se asiente.

Se suelen plantar en fila separadas entre sí para que la puntas sobresalgan por encima del mantillo.

Hay que regalar en abundancia. Consejo: la mejor época para plantar es en primavera.

-Zanahoria

En primer lugar, tienes que ser muy paciente con el cultivo de zanahorias. Su crecimiento es lento y hay que ser muy constante en su cuidado.

La tierra siempre tiene que estar húmeda y la luz que reciben siempre es directa.

-Ajo

Lo más importante a la hora de plantar ajos es que reciban al máximo la luz solar posible. Por lo tanto, se recomienda que se empiece en verano a cultivarlos.

Con una sola cabeza de ajo puedes empezar a cultivarlos, así de sencillo.

-Albahaca

Esta planta se siembra preferiblemente en semilleros. Es una planta que se suele cultivar en primavera porque con el frío y el viento no florece. La única amenaza de esta hierba es que necesita tener unas raíces bien firmes para que crezca bien.

Mucha gente la cultiva para ahuyentar a las plagas ayudando así a que otros cultivos se mantengan sanos.

-Jengibre

Esta semilla lo bueno que tiene es que germina sola. Lo único es que si la dejas en agua toda la noche el proceso será más rápido. La humedad es su fuente de energía combinada con el calor.

-Tomates

La semilla del tomate debe plantarse en un ‘lugar abrigado’ donde reciba mucho el sol. La planta requiere humedad y en época de verano se debe regar dos veces al día.

Cuando los racimos de los tomates empiecen a desarrollarse abónalos cada 15 días.