Si te gustan las fiestas de disfraces, entonces eres de esas personas que disfrutan el Carnaval de una manera especial.

Aprende a realizar unas cuantas manualidades de Carnaval y abrirás la puerta a un gran abanico de posibilidades para disfrazarte o lucir los complementos más originales y personalizados.

El Carnaval es alegría, colorido, locura, diversión… por lo que, echa tu imaginación a volar y no escatimes en creatividad. El exceso no existe en Carnavales.

Estas son algunas de las manualidades de Carnaval, que te queremos mostrar, a modo de ejemplo. Manualidades sencillas y rápidas de crear:

  • Sombreros locos: ¿Quién no tiene un sombrero en casa? Cualquier tipo de sombrero vale: de paja, de lana, de gánster, de ala ancha, tipo bombín, etc. A cualquiera de ellos, puedes añadirles adornos como cintas de colores, plumas o dibujos hechos por ti.
  • Máscaras de Carnaval: son las reinas del Carnaval. En esta festividad no pueden faltar los antifaces y las máscaras. Puedes crear una máscara o un antifaz de la manera más sencilla, recortando una simple cartulina y colocando en sus extremos una goma elástica para poder fijarla en el rostro a modo de careta. Pero, también, puedes crear máscaras más elaboradas. Realiza un molde de una cara con plastilina. Sobre ella fija papel maché con agua y cola. Deja que el papel seque y se endurezca y después decora la máscara con pintura y pinceles. Una vez terminada, retira la plastilina y tendrás tu máscara lista para ser lucida.
  • Orejas postizas: otra de las manualidades de Carnaval que puedes realizar es aquella que simula orejas de animales. Por ejemplo, puedes dibujar sobre una tela la figura de dos alargadas orejas de conejo, recórtalas y cose una sobre la otra. Rellénalas de algodón para que adquieran volumen. Por último, fíjalas sobre una diadema que colocarás sobre tu cabeza. Un buen maquillaje y ¡listo!

Como puedes comprobar, las manualidades de Carnaval son muy sencillas de realizar y el resultado puede ser sorprendente. Estos son sólo unos cuantos ejemplos, pero con un poco de creatividad lograrás fabricar faldas, capas, varitas, pelucas… Recuerda, el Carnaval no tiene límites.