Llegan las vacaciones y con ellas el tiempo libre. Seguro que desconoces la cantidad de manualidades de verano que puedes realizar para tu propio entretenimiento o como tiempo de recreo junto a tus hijos.

Si te gustan las manualidades, el verano es el momento perfecto de poner en práctica tu creatividad y maña. Además, las manualidades son la actividad perfecta para pasar agradables ratos en familia.

Las manualidades en verano entretienen, relajan y logran que crees objetos y complementos de gran utilidad, ornamentales o perfectos para hacer un original regalo.

Los tipos de manualidades de verano pueden ser miles. La variedad es infinita y depende del gusto de cada uno. A continuación, vamos a nombrar unas cuantas manualidades de verano a modo de ejemplo para que te animes a realizarlas durante tus vacaciones:

  • Reinventa tus viejos vaqueros: si tienes unos pantalones vaqueros olvidados en el armario y que ya no utilizas, puedes crear unos magníficos shorts a partir de ellos. Corta las piernas del pantalón a la altura que más gustes. Para darle un aire más veraniego a tu nuevo pantalón corto, puedes coser parches con diferentes formas y colores (flores, lunares, etc.) o añadirle chapas o tachuelas. También los puedes pintar con pinturas especiales para telas.
  • Pulseras: trenzadas, de cuero, de cuentas, de hilo, etc. La variedad es infinita. Si desconoces el método para realizarlas, te sorprenderá la cantidad de videos tutoriales que puedes encontrar a través de Internet. En tan sólo 3 minutos, puedes aprender a realizar hermosas pulseras que podrás lucir este verano.
  • Nuevos maceteros: puedes dar un toque más veraniego y colorido al rincón de tu casa donde ubicas las plantas. Una forma de lograrlo es forrar con telas de colores las macetas.
  • Recipientes para velas: durante la noche se agradece tener nuestro rinconcito chill out al aire libre. Unas velas son el elemento decorativo perfecto para ello. Y conseguir un bello recipiente para sostenerlas es muy sencillo. Puede usar frascos de cristal. Rellénalos con arena o piedras blancas hasta la mitad. Después hunde la base de la vela en ellas. Por último rodea el frasco de cristal con una cinta decorativa. La puedes anudar con una lazada.

Anímate a realizar todas estas manualidades de verano y ponte a prueba a ti mismo. Descubre tu creatividad durante estas vacaciones estivales.