Hoy en día muchas personas necesitan que el WIFI de su casa no falle para poder vivir con tranquilidad. Y es que la dependencia del ordenador para millones de personas, en esta época que nos ha tocado vivir, es total en su día a día.

Unos porque trabajan desde casa, otros porque ya no saben hacer la compra si no es a través de Internet, otros porque la organización de las cuentas de la casa la realizan a través de tablas, Excels y facturas on line en vez de consultando facturas en formato papel, etc. Para ver esa serie a la que estamos enganchados, para usar nuestras redes sociales, para leer la prensa, para buscar un hotel… Confesémoslo, no podemos vivir sin WIFI.

Para evitar disgustos debidos a desconexiones de la Red inoportunas, debes tener en cuenta cuáles son los peores enemigos del WIFI. Diversos estudios han constatado que hay una serie de objetos, elementos o aparatos que interfieren en el WIFI. Toma nota:

·         Microondas: es uno de los aparatos que más interfiere en el WIFI ya que alcanza una frecuencia de 2,4 GHz similar a la que alcanza el WIFI, por lo que puede interferir en la señal. Lo más recomendable es no colocar el Router en la cocina.

·         Árboles de Navidad: aunque la interferencia sea pequeña, pueden provocarla. Si eres de los que decora la casa entera con pequeñas luces navideñas, el problema puede ser mayor, ya que generan campos electromagnéticos que pueden interferir la señal.

·         Paredes y muros: si son muy herméticos pueden suponer un problema porque las ondas no podrán atravesarlos y llegar al dispositivo conectado al Router.

·         Agua: protege tu hogar de interferencias en la señal WIFI alejando el Router de los elementos con agua como peceras, tubos metálicos de la nevera, radiadores…

·         Otras señales de WIFI: en los bloques de pisos es difícil que las diferentes señales de WIFI no se crucen e interfieran unas con otras. En ocasiones es posible que una señal WIFI débil se deba a la interferencia de la señal del WIFI de nuestro vecino.

No temas por no poder hacer las compras on line que querías realizar en ese momento o por no poder acceder a esa página web que tenías tantas ganas de consultar. Trata de aplicar estos consejos ofrecidos y evita interferencias en la señal del WIFI de tu hogar. Asegúrate también que la seguridad de tu señal WIFI está funcionando y que nadie está teniendo acceso a ella.