¡Se acabó!  A partir de ahora nuestra vida va a ser igual o más pintoresca que la de las películas, estamos a puertas del verano y vamos a celebrarlo como es debido. ¡Nos vamos de picnic! Está claro que en España somos más de barbacoas en casa que de meriendas al más estilo “preppy” pero todo sea por hacer unas fotos que sean la envidia de nuestros contactos…

¿Qué necesitamos para un picnic de película?

  1. Elegir fecha y grupo de amigos o familia. Una vez cerrado el número de asistentes, poner en común posibles lugares para elegir.
  2. Obligatorio que sea al aire libre, esté protegido al tráfico, tenga un punto tranquilo… Piensa en paz, calma, relajación y sonido de pajaritos de fondo…
  3. Si tiene pradera, hierva o césped, mejor que mejor, ¡se trata de un picnic en toda regla!
  4. El look, también es importante. Estilo campestre, desenfadado y, a poder ser, ¡acude en bicicleta! ¿Qué mejor plan?
  5. Que cada uno de los asistentes sea el encargado de llevar comida o bebida: pan, bebidas, snaks, bocatas… (aunque nosotros somos de pincho de tortilla y pimientos para ir al campo, eso sí que es comida en toda regla), postre (a poder ser casero) …
  6. El decorado, ¡necesitas una cesta de picnic! Puedes encontrarlas en infinidad de establecimientos y también en centros de segunda mano, ¡ojo! Son muy valoloradas y también te servirán para decorar tu hogar.
  7. Mantel de cuadros rojos y blancos. ¿Dónde encontrarlo? Busca en Internet, si no encuentras nada a tu gusto, acude a una tienda de telas y corta un cuadrado de metro y medio por metro y medio aproximadamente.
  8. Juegos de mesa, baraja de cartas… ¡no los olvides!

¿Qué te parece el planazo? Encima de asequible puede convertirse en toda una aventura, ¿qué lugares nos recomiendas para nuestro próximo picnic?