Tras las fiestas navideñas nos subimos a la báscula y nos damos cuenta que los excesos han hecho mella. Y es que en estas fechas se engorda entre 2 y 4 kilos. Este es el resultado de comer y beber más de lo habitual, por lo que en enero no queda otra que ponerse de nuevo las pilas.

Lo primero que tenemos que eliminar de la lista de la compra para llevar dieta más saludable a comienzos del año y para no ganar kilos extra, son todos aquellos alimentos que contengan grasas saturadas y trans, azúcares; la denominada comida basura, carne roja, fritos, snacks, manteca de cerdo, beicon, quesos muy grasos, foie, embutidos…

Quizás estés pensando que es una larga lista difícil de cumplir, aunque verás que es más sencillo de lo que piensas elegir otras opciones más saludables y podrás hacer igualmente unas comidas y cenas deliciosas. La clave está en mentalizarse y tener una lista en mente de alternativas menos calóricas.

Además, gracias a las redes sociales e internet cuentas con una ayuda inestimable para obtener ideas y recetas sanas por si no sabes por donde empezar. Un ejemplo de ello es este listado que te dejamos de alimentos que te ayudarán no sólo a no engordar, sino también a retrasar el envejecimiento, ya que son ricos en propiedades antioxidantes, anticancerígenas y cardiosaludables.

Frutas cítricas. Este tipo de frutas son muy buenas para nuestra salud ya que proporcionan beta-carotenos (como la provitamina A), vitamina C y flavonoides. Estos tres antioxidantes son fundamentales para neutralizar los radicales libres y protegen a nuestras células del envejecimiento. Estas frutas, como la naranja, son una alternativa saludable, como un gran tentempié entre horas para evitar picar otras cosas como snacks, que suelen tener un gran aporte calórico. También son una gran idea para el postre, o podemos introducirlas como parte de una ensalada. Si quieres alguna idea atractiva para un buen postre y darte el gusto te proponemos un carpaccio de piña con virutas de chocolate negro, naranja con canela o brochetas de fruta con chocolate negro derretido a modo de fondue.

Alcachofas. Esta verdura favorece a la desintoxicación hepática, que es uno de los procesos depurativos naturales y más importantes que realiza el organismo para eliminar toxinas. Las alcachofas también nos aportan gran cantidad de fibra y, por tanto, favorecen a una buena digestión.

Apio y Cebolla. Estos dos alimentos son muy buenos para nuestro cuerpo ya que son depurativos de la sangre y favorecen la eliminación de sustancias de desecho.

Fresas. Esta fruta tiene un 90% de agua, nada menos y son ricas en Vitamina C. Además, contienen ácido elágico y quercetina, lo que produce una potente acción antioxidante y antienvejecimiento.

Ajo. Esta planta nos aporta selenio, una sustancia muy necesaria para la acción de las enzimas antioxidantes de nuestro organismo.

Aceite de oliva. El oro líquido es uno de los mejores alimentos que tenemos en nuestra dieta, además es rico en sustancias antioxidantes y ácidos grasos monoinsaturados.

Las hortalizas. Alimentos como: la remolacha roja, la zanahoria, el tomate, la coliflor, el brócoli, rábano, cúrcuma, pimienta, jengibre… son potentes hortalizas y verduras muy ricas en antioxidantes y vitaminas, que favorecen al antienvejecimiento y nos ayudan a llevar una alimentación saludable.

Pescado azul. Este tipo de pescado son de lo mejor para una dieta saludable. Son fuente de proteínas de alta calidad y poseen múltiples vitaminas: A, D, y las del grupo B, principalmente B1, B2, B3 y B12. Tienen bajo contenido calórico y son ricos en minerales: potasio, fósforo, magnesio y hierro, y yodo; también en ácido linoleico y en Omega 3, que contribuyen a disminuir los niveles de colesterol y de triglicéridos en sangre. Ofrecen un alto valor alimenticio y nutricional, por lo que son fundamentales para una alimentación sana y equilibrada. Asimismo, su consumo mejora los síntomas de algunas enfermedades y previene las cardiovasculares.

Chocolate negro, para que sea lo más saludable lo óptimo es consumirlo siempre con un porcentaje superior al 70% de cacao. Contiene propiedades antioxidantes y antinflamatorias, además del resveratrol, que es conocido por sus efectos neuroprotectores. Es importante que cuando vayas a comprar chocolate busques el que tenga más alto contenido de cacao y el más bajo contenido de azúcar. Eso sí, la mejor opción es el cacao puro, que puede consumirse entero o su versión en polvo para utilizarlo en cantidad de recetas.