Si ser ordenado no es una de tus cualidades, seguramente te habrás preguntado mil veces cuál es el secreto de las personas organizadas. Las personas ordenadas en casa, en el trabajo y en su vida en general, rezuman paz. No hace falta ser un meticuloso perfeccionista, tan sólo es necesario poner en orden nuestra mente y nuestras ideas antes de actuar, tener un plan de acción y lograr generar y mantener un entorno que nos permita desenvolvernos con el menor número de obstáculos posibles.

El secreto de las personas organizadas no es que posean ninguna especie de ‘súper-poder’. Tan sólo se trata de implantar una serie de hábitos, fáciles de cumplir con constancia, en tu día a día. Así que, lee atentamente, porque a continuación te vamos a desvelar los secretos de las personas organizadas:

  • Selecciona: en el trabajo, en casa, en tu vida familiar o privada… ¿Eres consciente de que en todos los ámbitos de tu vida sobran cosas o tareas que no son importantes, primordiales o simplemente necesarias? Un ejemplo: sabes que organizar tu mesa de trabajo puede hacer que seas más productivo. Pero hay tantas cosas encima de ella, que te resulta imposible. ¿No es cierto que muchos de esos objetos nunca los utilizas? Deshazte de ellos y deja sólo lo imprescindible.
  • Planea: antes de actuar, piensa y planea. Las listas, las agendas, las tablas de tiempo… pueden ayudarte a organizar mejor todo. Evita las improvisaciones o apurar al máximo el tiempo para todo. Planifica con anticipación y todo fluirá mejor.
  • No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy: la pereza es uno de los principales problemas de las personas poco organizadas. Vence la pereza y evita que el trabajo, la suciedad de tu casa o las responsabilidades en general, se acumulen.
  • Sé realista: aprende a medir el tiempo del que dispones y la cantidad de tareas o compromisos que debes atender. El tiempo es limitado y siempre pueden surgir imprevistos con los que no contabas. No peques de optimista en este sentido.

Un seguro de salud eficaz, además del que contrates en tu compañía aseguradora, puede ser el contar con tranquilidad mental. Mantener tu vida organizada y no sentir que eres un desastre, te proporcionará una paz mental que te hará sentir muy bien.