¿En qué momento debe empezar nuestro bebé a ir probando alimentos nuevos y sólidos? ¿Cómo podemos saberlo? ¿Con qué alimentos empezar?

Los pediatras siempre nos han aconsejado que debe ser alrededor de los cuatro meses y se debe empezar con cereales, luego con fruta, verduras, más tarde carnes, etc. Cosa que, a fin de cuentas, no nos ha ido tan mal, pero…

A día de hoy, ha surgido otra corriente que no descarta todo lo anterior pero que también otorga importancia a los actos y preferencias del bebé y diréis, ¡el bebé no sabe decidir! ¿No? Veamos.

¿Qué hacen la mayoría de los papás? Fusionar entre las directrices del pediatra y lo que el niño les da a entender, es decir, puede que tenga que comer X, pero, si lo ha probado una o dos veces y no le gusta se negará a comerlo y entonces nosotros, los papás, lo volveremos a intentar. Así es como comienza una lucha agotadora, pero, ¿qué pasa si en lugar de “forzar” a que coman determinados alimentos nos ven a nosotros comer y a ellos, de repente, les apetece o les entra curiosidad por probar?

Obviamente estamos hablando de alimentos que sean accesibles para ellos, ¿qué alimentos se recomienda no introducir hasta que cumplan, al menos, un año? Leche de vaca, miel y las verduras de hoja verde, pescados y mariscos, huevo crudo o frutos secos, por ejemplo. Esta recomendación no tiene nada que ver con las alergias ya que estas pueden aparecer con 7 meses o con 7 años, es un absurdo, sino que tiene que ver con la digestión y el estómago de los bebés.

Mientras tanto, los pediatras recomiendan comenzar a destetar alrededor de los 6 meses de edad con cualquier tipo de alimento que no sea los mencionados anteriormente, sin temor a las alergias basándonos en aquello que al niñ@ le llame la atención. ¿Por qué no? Si pone de su parte, ¡apoyémosle! En eso se basa la Técnica Baby Led Weaning, ¿qué opinas?

Nada más nacer, ya puede también formar parte de nuestro seguro de salud familiar. Bebé protegido, mamá y papá felices.