Las casas particulares que se alquilan para estancias vacacionales son cada vez más valoradas por turistas de todo el mundo como una opción para alojarse. ¿Por qué? Quizá por privacidad, también por localización o porque te permite mayor libertad y flexibilidad que un hotel. Tiene otro carácter más personal aunque, a decir verdad, el precio también influye.

Depende del lugar y sus características pueden ser incluso más caras que un hotel, actualmente hay casas de auténtico lujo. ¿Cómo podrías acceder a una así? Muy sencillo, ¡ofreciendo también tu casa!

Al igual que existen plataformas online donde puedes ofrecer tu casa para que los turistas se alojen a cambio de dinero, también puedes ofrecer tu casa realizando un intercambio. ¿Cómo? Muy sencillo, has de crear un perfil, añadir imágenes y características como localización, número de habitaciones y comodidades varias y, a poder ser, añadir los destinos a los que más te gustaría ir. Es un poco más complicado encontrar el intercambio perfecto, pero la realidad es que sí funciona y beneficia a ambas partes ya que permite un grandísimo ahorro.

Algunas de las consideraciones que debes tener en cuenta si estás pensando intercambiar tu casa en las próximas vacaciones son:

  • Investiga en la red la plataforma y elige la que más confianza te dé y más se ajuste a tus necesidades.
  • Trata de contactar previamente con los dueños de la casa que pretendas intercambiar. Poder hablar con ellos te dará mayor confianza.
  • Durante la estancia intenta cuidar la casa tanto o más que si fuera la tuya. No tengas desconfianza, los nuevos habitantes de tu casa cuidarán la tuya por igual.
  • Es una actividad totalmente legal y, si vives de alquiler tampoco tendrás ningún tipo de problema.
  • Se recomienda firmar un contrato o acuerdo para evitar posibles fraudes.

Por último, con mucha más razón si va a haber personas extrañas en casa. Deberías tener un seguro de hogar con coberturas ajustadas a tus necesidades. Puedes calcular tu cuota aquí de forma cómoda y rápida.