¿No solemos caer siempre en los mismos tópicos? ¡Qué aburrimiento!

La verdad es que la Generación Millenninal (por no hablar de las que vienen detrás pisando fuerte) está bastante aburrida de ver siempre lo mismo en escaparates y establecimientos. Osos de peluche, bombones, rosas rojas… ¡Cuánta falta de originalidad!, jamás caerían en la tentación!

Ahora vamos mucho más allá y si pretendemos agasajar y sorprender, lo hacemos poniendo toda la carne en el asador. No importa el nivel adquisitivo o el precio del detalle en cuestión. Lo verdaderamente importante es la CREATIVIDAD y la intención con la que llevemos a cabo el plan.

Por regla general, San Valentín se asocia más a las relaciones amorosas de pareja aunque también hay quien lo celebra con la familia y personas más queridas.

¿Todavía no se te ha ocurrido ninguna idea? En este post te ofrecemos 5 escapadas de fin de semana diferentes donde podréis realizar actividades de todo tipo y evitaréis caer en tópicos. Por no hablar de los puntos que ganaréis con vuestra pareja… jijiji

  • Escapada sorpresa por Europa: ¿cómo sorpresa? Si, en la actualidad existen diversas plataformas donde puedes inscribirte y elegir preferencias pero no sabrás el destino hasta días antes. También puedes concretar que sea sorpresa para ambos con tu agencia de viaje o sorprender a tu pareja manteniendo silencio. Ahora bien, deberás encargarte de hacer su maleta y raptarl@. ¡Si lo haces, hazlo bien! Pd. Mejor contrata un seguro de viaje no vaya a ser que…
  • Cena o comida en un restaurante TOP de los de menú degustación al más puro estilo Máster Cheff. Tus sentidos también te lo agradecerán. Si no te da el presupuesto puedes hacerlo en un lugar más asequible pero diferente. Por ejemplo: en un restaurante-barco, terraza con vistas únicas, en medio del campo…
  • Escapada rural: chimenea, senderismo, spa… Un fin de semana basado en el relax. ¡Todos lo necesitamos! Si todavía quieres que sea más romántico, planea una noche para practicar astroturismo en la playa o la montaña… ¡triunfarás!
  • ¿Un paseo en globo? ¡Planazo! Eso sí es marcar la diferencia.

Con la siguiente opción, no necesitaréis salir de casa: 

  • La sorpresa en casa. Imagina que llaman al timbre el 14 de Febrero (o el sábado más cercano) y al abrir la puerta, tu pareja encuentra 3 camarer@s y un cheff dispuestos a ofreceos un menú de escándalo en pijama. ¡Qué sorpresa! ¿Mejor si tú mism@ eres el cheff? ¡Piénsalo, todavía estás a tiempo!

Todo lo anterior está muy bien pero, como os decíamos, no hace falta gastar mucho, lo importante es poner la intención con el corazón y tener ganas de sorprender.

¡Mucho amor!