¿Por qué viajar cuanto antes a Islandia?

Islandia es un destino que cada día está ganando más adeptos. Por si tienes este viaje en mente, te contamos qué te puedes encontrar en tiempos de covid. Viajes

El turismo coreano y canadiense ha disparado las reservas hoteleras en Islandia en los últimos años y, aunque el rodaje de muchas de las secuencias de la famosa serie Juego de Tronos en esta isla haya tenido mucho que ver, hay otros aspectos que hacen que Islandia sea uno de los destinos turísticos más de moda en la actualidad. Por ejemplo, la joya de la corona y evento meteorológico más famoso de la isla, la Aurora Boreal. ¿Quién no sueña con verla alguna vez en su vida? Desde aquí, ya advertimos que ver la Aurora Boreal no es tan sencillo como viajar a Islandia, o a otro país en los que se deja ver; hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones como si es de día o de noche, el nivel en el que se encuentra la Aurora, si hay nubes o contaminación lumínica o si su cola está justo en Islandia y por eso no se ve. Es importante tener esto en cuenta e ir preparado ya que a veces puede acabar el viaje y no haberla visto. Lo mejor es establecer contacto con algún autóctono del país (puedes aprovechar las redes sociales) o con agencias de viajes especializadas que te aconsejen bien sobre cuándo visitar Islandia si tu objetivo es ver la Aurora Boreal. Además, no debes olvidar contratar un seguro de viaje, mucho más en una isla que está rodeada de volcanes activos y en plena formación como es Islandia.

Por qué visitar Islandia cuanto antes

Muy sencillo, Islandia sigue siendo un país pequeño que no está preparado para la llegada masiva de turistas y cuyos principales atractivos turísticos se encuentran en la naturaleza.

Pues bien, si unos meses después de una primera visita, tienes la oportunidad de volver quizá te des cuenta de que aquellos lugares en los que no habías pagado entrada ni tan siquiera hiciste cola, ya se estaban preparando para sacar todo el partido monetario posible. Puede decirse que hacen lo correcto ya que en Islandia tampoco hay muchas vías que sean un sustento económico y que sean diferentes al turismo o la ganadería. Además, el dinero de las entradas es necesario para lograr un óptimo mantenimiento de la zona, cosa que hay que tener en cuenta.

Islandia es un lugar acostumbrado a recibir pocos turistas y ahora que está de moda, merece la pena visitarla antes de que los precios se disparen.

Otro motivo para visitar Islandia cuanto antes es que en la actualidad es una isla que todavía continúa formándose y que, tarde o temprano y según los expertos, acabará uniéndose a algún continente o incluso desapareciendo. Prueba evidente son sus volcanes, a veces dormidos y a veces en plena erupción. Lo que está claro es que en las últimas décadas Islandia está enviando señales al mundo de que está viva. ¿Recuerdas cuando todo el tráfico aéreo de Europa se vio interrumpido por un volcán? Sí, estaba en Islandia. 

Consejos a tener en cuenta a la hora de visitar Islandia

Además de todo lo citado anteriormente, algunas recomendaciones que todo aquel que viaja a Islandia acaba aconsejando son: 

  • Si puedes, viaja en grupo para abaratar precios. Islandia sigue siendo un destino caro. Por ejemplo, hace unos años, 1kg de plátanos costaba allí alrededor de 10 euros.
  • Si decides hospedarte en la capital, merece la pena que alquiles tu propio coche, la isla tiene una única carretera que une todos los atractivos turísticos, así que no te lo pienses. Además, las excursiones planificadas en grupo suelen estar demasiado masificadas y puede que no cumplan tus expectativas. Viajar bordeando una isla por una sola carretera es una aventura digna de vivir. ¡Ojo! Si quieres ver la isla entera, recomendamos hacerlo en verano, ya que esta carretera puede verse cortada en algunos tramos de la parte norte con la llegada del invierno. 
  • Al hilo de lo anterior, hay páginas donde puedes elegir diversas casas rurales para dormir cada día o cada dos días en un sitio diferente. Los alojamientos son muy cómodos, hogareños y con todo lujo de detalles. Eso sí, no te asustes cuando al abrir el grifo de agua caliente, huela mucho a azufre, toda la isla huele así. Los volcanes están vivos, ¿recuerdas? 
Islandia es una isla viva en continua formación.
  • Nada más llegar a Islandia te recomendamos comprar algo de comida y bebida para llevar en la mochila, ya que la oferta de los restaurantes no es muy amplia y, si estás rodando por la isla, rara vez encontrarás alguno. Además, puede que la comida típica no sea de tu agrado. Lo mejor es llevar siempre algún alimento contundente en la guantera. 
  • Lleva una chaqueta que abrigue y camisetas térmicas; intenta no llevar demasiadas capas, ya que en el interior de las casas o alojamientos hace mucho calor.
  • No olvides el bañador, ya que la mayoría de las casas cuentan con jacuzzi en el exterior para hacer un tratamiento de contraste frío-calor en tu cuerpo: la sensación es única y la piel queda estupenda. Además, si quieres vivir una auténtica aventura islandesa, no dudes en visitar alguna de sus piscinas térmicas, como hacen en sus momentos de ocio los habitantes de la isla. Hay algunos muy famosos como el Blue Lagoon, aunque el precio quizá no sea apto para todos los bolsillos. Lo mejor es elegir alguno menos famoso, pero no menos auténtico, donde te puedes relacionar con los vecinos de la zona. Nadie mejor que ellos para hablarte de la isla… 
  • Si vas buscando la Aurora Boreal evita viajar de abril a septiembre, ya que en los meses de verano no suele verse con facilidad. Pregunta a los lugareños sobre alguna aplicación para instalar en tu teléfono móvil en la que puedas ver dónde está la Aurora Boreal en cada momento y en qué nivel. Compara esa información con el estado de las nubes, ya que puede que la tengas sobre tu cabeza, pero no consigas verla. Cuando salgas a “cazar la aurora”, si todos los factores pertinentes lo permiten, ten el coche a mano. Habrá noches que hagas más de 50 kilómetros para verla bien. Nunca intentes pararte a verla en lugares con contaminación lumínica, se ve mejor en medio del campo a oscuras. 
  • Al revés de lo que recomendamos cuando se viaja buscando la Aurora Boreal, si pretendes ver la isla entera incluso subir a Groenlandia en barco para intentar divisar ballenas, no vayas los meses de frío ya que la carretera permanece casi intransitable. 
¿Sabías que en el norte de Islandia había una ley, derogada en 2015, en la que se permitía matar vascos? 

Sí, personas del País Vasco. Es un hecho muy curioso y se cuenta que se permitía porque los vascos eran expertos pescadores de ballenas y eso molestaba a los islandeses y groenlandeses… Evidentemente, está penado por ley el asesinato de cualquiera en Islandia y esta historia viene de una ley de 1615 que se promulgó cuando los vascos amenazaban con su buen hacer el dominio de los balleneros islandeses y mataron a 32 pescadores que allí faenaban. La leyenda (nacida de un hecho real) es muy curiosa y se ha mantenido viva al calor de la lumbre generación tras generación, hasta su anulación pocos años atrás.

Restricciones COVID-19 para viajar a Islandia

 
  • Las personas mayores de 16 años que llegan a Islandia han de realizarse una prueba COVID-19 nada más llegar al país.
  • Aquellos que tienen nexos con Islandia pero que no están vacunados, deben permanecer en confinamiento cinco días tras su llegada y luego hacerse una prueba. 
  • Los viajeros sin nexos en Islandia que además sí están vacunados, han de presentar una prueba COVID-19 negativa realizada 72 horas antes de la llegada.
  • Todos aquellos viajeros sin vacuna o pauta completa de vacunación y sin nexos en Islandia deben realizar un test COVID-19 a su llegada, estar 5 días en confinamiento y posteriormente, volver a realizar otra prueba. 

Además, todos los viajeros que lleguen a la isla han de registrarse en covid.is antes de aterrizar. Es una forma que ha impulsado el gobierno de mantener todos los focos posibles controlados, aunque hasta el momento, ha sido uno de los países con menos índice de muertos (alrededor de 35) por la pandemia. 

Solo nos queda desearte un buen viaje y que lo disfrutes.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS