¿Cansado de decir a tus amigos que quieres ir a un destino y no les apetece o no pueden? Quítate el miedo y haz un viaje solo. Descubrirás una maravillosa sensación de compartir momentos de ocio contigo mismo y de vivir una única experiencia.  Así que… prepara tu maleta y anota estos consejos para viajar solo. ¿Te animas?

 

1.      Infórmate sobre el destino

No todos los lugares son iguales, por ello, antes de viajar, deberás investigar un poco la zona. Infórmate de los lugares más peligrosos, la zona de tu alojamiento, cómo es la cultura, a quién debes acudir en caso de emergencia, etc. Todos estos datos son fundamentales si viajas solo.

2.      Elige bien el alojamiento

Procura buscar alojamientos como un “Bed & Breakfast”, albergue o un hostel. ¿Por qué? Porque podrás conocer a gente nueva, que está viajando sola, y seguro que están dispuestos a darte consejos del lugar, sitios donde comer y direcciones de interés. Además, es una buena oportunidad para conocer a gente nueva.

3.      Habla con tus amigos o familia

Dedica un poco de tiempo a escribir a tu familia o amigos e intenta estar siempre conectado en tus viajes. Ya no tiene excusa para no estar en contacto con los tuyos, ya que existen mil vías como: correo electrónico, redes sociales, WhatsApp… Infórmate de si hay wifi gratuito en el alojamiento y comunícate con los tuyos para hacerles saber que estás bien.

4.      Guarda los objetos de valor en el mismo sitio

Realiza comprobaciones simples y guarda siempre los objetos como: el pasaporte, la cartera, la cámara o el teléfono en un lugar seguro como en un bolsillo interno o debajo del pantalón. Además, nunca está de más tener unas fotocopias de tus documentos en la maleta.

5.      Organiza bien el dinero

Haz una media de lo que te puedes gastar y distribuye bien tu dinero entre los días que vayas a estar en ese destino. Guarda un fondo de emergencia en un lugar distinto al que guardas el dinero normal, así te evitarás sustos.

6.      Seguro de viaje

Si vas a viajar solo o vas a estar mucho tiempo fuera, lo mejor es que contrates un seguro de viaje para disfrutar de tu viaje con la máxima tranquilidad. Harán que tu viaje sea mucho más cómodo.

7.      No planifiques demasiado

Seguro que los nervios del primer viaje en solitario te empujan a planificar todo al detalle. Sin embargo, lo mejor es que te dejes llevar e improvises. La gran ventaja de viajar solo es que no tienes que ponerte horarios o planificar una ruta con el resto de compañeros.

 

Así que… no tengas miedo a viajar solo y ¡lánzate a la aventura! Y tú, ¿ya te decidido a vivir esta maravillosa aventura?