El blog de los seguros de El Corte Inglés

Alarcón, el pueblo medieval

Alarcon, Cuenca (España) a vista de drone Alarcon, Cuenca (España) a vista de drone

Castilla, aún guarda pequeños tesoros ocultos entre sus tierras, y uno de ellos es el municipio de Alarcón. Situado en la provincia de Cuenca, este pequeño pueblo medieval te encandilará por el buen estado de sus reliquias que transportarán a siglos atrás.

Situado a 87 km al sur de Cuenca, este pequeño pueblo cuenta con tan sólo 148 habitantes, y posee una superficie de 120 km². Su término se encuentra regado por las aguas del río Júcar que forma el embalse conocido como pantano de Alarcón.

La villa está situada río justo debajo del pantano de su mismo nombre, teniendo a sus pies la pequeña presa del Henchidero, lo que le da al pueblo unas vistas y un entorno envidiable.

Una historia medieval

En un cerrado meandro del río Júcar se yergue un promontorio sobre el que se asienta el pequeño pueblo de Alarcón. Fue asentamiento íbero, romano y visigodo, aunque comenzó a destacar tras ser invadido por los árabes, a quienes debe su nombre. Alarcón, significa 'la fortaleza', de hecho, fueron estos últimos los que iniciaron la construcción del primitivo castillo del que deriva el actual.

Tras un largo asedio fue conquistada en 1184 por Alfonso VIII, quien la hace depender del Reino de Toledo. En este mismo siglo (S. XII) es cedida a la Orden Militar de Santiago hasta que pasó a convertirse en sede del marquesado de Villena.

Más tarde, en 1366, entre las numerosas mercedes que concedió Enrique II de Trastámara tras convertirse en rey, regaló Oropesa a García Álvarez de Toledo un señorío que los Reyes Católicos convertirían en condado a finales del siglo XV.

Pero la historia de esta villa está ligada a la de su castillo y viene determinada por su condición de plaza fortificada, motivo por el que fue cabeza de una de las regiones del antiguo Señorío de Villena. Sin duda, uno de sus habitantes más célebres fue Don Juan Manuel (1282-1348), príncipe y señor de Villena que fue autor del famoso libro El conde Lucanor.

Aunque su castillo no es el único elemento valioso de su patrimonio monumental. Alarcón cuenta también con una variada arquitectura, tanto religiosa (iglesias de Santo Domingo de Silos, de San Juan Bautista, la Santa Trinidad, Santa María, y la ermita de Santa María de la Orden), como civil (el Ayuntamiento, la Casa de Villena y el palacio de los Castañeda).

Asimismo, Alarcón fue declarada Conjunto Histórico-Artístico, y en 1994 el pintor Jesús Mateo inició el proyecto de pintar el interior de la antigua iglesia de San Juan Bautista. Estos son conocidas como las Pinturas Murales de Alarcón (1994-2002), que fueron protegidas por la Unesco en 1997 por su alto interés artístico mundial.

Que ver en Alarcón 

Castillo de Alarcón 

Esta fortaleza medieval tiene origen musulmán, ya que primeramente fue construida por los árabes en el siglo VIII, y después fue reformada por el rey Alfonso VIII tras su conquista en el año 1184. El lugar donde se asienta el castillo es un promontorio lo que lo convierte en un enclave idóneo para ser un lugar inexpugnable. Desde sus almenas la vista divisa un amplio territorio que alcanza hasta la frontera con Valencia.

Destaca especialmente su impresionante torre del homenaje, que es el mayor símbolo de la majestuosidad del edificio que fue obra del arquitecto don Juan Pacheco hacia 1460. Tras siglos de abandono, el castillo fue expropiado el 12 de octubre de 1963 y, posteriormente, restaurado por Turespaña. En 1966 abrió sus puertas como parador de turismo, y es sin duda uno de los más bonitos e impresionantes de nuestro país.

Iglesia de Santo Domingo

La construcción de este templo de estilo románico tardío, se remonta al siglo XIII. De su construcción original se conserva el ábside semicircular que remata su única nave y la portada que se abre en el lado meridional. Se trata de una portada abocinada con tres columnillas encapiteladas en cada jamba sobre las que descargan sendas arquivoltas apuntadas de diseño protogótico.

Esta iglesia sufrió posteriores modificaciones siglos más tarde. En el XVI, bajo los esquemas renacentistas, se levantó la torre de planta cuadrada y se elevaron los muros de la nave. Ya durante la época barroca se modificó la cubierta dotándola de una bóveda de cañón reforzada por arcos fajones. En la actualidad se utiliza como sala de exposiciones y auditorio. El templo fue declarado Bien de Interés Cultural el 19 de febrero de 1992.

Iglesia de San Juan Bautista

Aunque la construcción actual data del siglo XVI, este templo fue construido sobre otro anterior de estilo románico. Es un templo de una sola nave cubierto con una bóveda de cañón y su portada es obra de Juan de Herrera. Lo único que se conservó de la iglesia anterior fue la torre. En el año 1994 el pintor español Jesús Mateo inició un proyecto para cubrir la totalidad del antiguo edificio con un conjunto de pinturas murales. Esta obra contemporánea fue declarada de alto interés artístico mundial por la UNESCO, en 1997.

Iglesia de la Santa Trinidad

Esta construcción de planta rectangular tiene dos naves, una del siglo XIII y otra del siglo XVI, aunque la bóveda de la nave más antigua es del siglo XV. Destacan los arcos fajones y formeros apuntados y su arco triunfal de entrada al presbiterio. Ya en el interior, llama la atención su altar renacentista. En la portada se exhiben los escudos del marqués de Villena, Diego López Pacheco, y del que fue obispo, Diego Ramírez de Villaescusa. La torre se levanta sobre el llamado Arco de la Villa.

Iglesia de Santa María

De las cuatro iglesias que hay en este pequeño pueblo, este templo es el que cumple en la actualidad las funciones de parroquia. Su construcción data de principios del siglo XVI en estilo plateresco y su bóveda de tracería es de estilo gótico. La portada es de mediados del mismo siglo y se debe a Esteban Jamete de Orleans, el mismo que debió realizar el retablo con escenas de la vida de la Virgen y la sacristía.

A 180 km de Madrid y 170 de Valencia, éste es un lugar ideal para pasar un fin de semana y hacer un maravilloso viaje para desconectar de todo.

 

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.