En el noroeste de Inglaterra se encuentra el condado de Durham, un lugar muy bonito y muy peculiar. Allí está Beamish, el primer museo al aire libre del país abierto en los años 70 del siglo XX.

La originalidad del museo, además de ser al aire libre, es que recrea la vida a principios del siglo XX en un pueblo típico de la región con la mayor precisión posible.

Es una experiencia única e increíble de vivir ya que los actores que aparecen en el museo son personas reales, de carne y hueso y que además desempeñan profesiones de la época en el museo.

Beamish recrea la vida en Inglaterra en 1820, 1910 y 1940 de una forma muy realista. Tras cruzar la entrada de recepción te encuentras directamente con las vías de tranvía que te permiten viajar directamente en el tiempo.

Es cerrar los ojos y al abrirlo sentir que estás en 1820 donde las mujeres no podían votar, la mortalidad infantil es muy alta, no existe la electricidad y el sector agrícola es el más importante.

Todo está cuidado al detalle, tanto los objetos como las habitaciones ambientadas con piezas únicas.

El horario de apertura es de 10 de la mañana a 4 de la tarde.

¡Viaja y vive una experiencia única!