Budapest es la capital de Hungría y su ciudad más poblada. Es una de las grandes maravillas de Europa del Este, y está bañada por las aguas del Danubio, uno de los ríos más importantes del continente europeo.

Esta ciudad es el principal centro industrial, comercial y de transportes del país. Los habitantes de esta metrópoli suponen un quinto de la población total de Hungría, y de hecho, es la ciudad más poblada de Europa central-oriental y la séptima de la Unión Europea.

La ciudad ocupa una superficie de 525 km²​ y su área metropolitana cuenta con una población de 2,38 millones de habitantes. Budapest se convirtió en una única ciudad cuando ocuparon las dos orillas del río Danubio, unificando así las ciudades de Buda y Óbuda, en el lado oeste, con Pest, en la orilla este, el 17 de noviembre de 1873.

Historia de la ciudad

La historia de Budapest es por tanto la historia de tres ciudades: Obuda, "antigua Buda", Buda, la ciudad alta situada a la orilla izquierda del Danubio y Pest, la ciudad baja que se encuentra en el margen derecho del río.

Obuda, era la ciudad originaria a la que los romanos llamaron "Aquincum". Fue fundada en el año 89 sobre un antiguo asentamiento celta y durante cuatro siglos fue la capital de la región romana de Pannonia. Aquincum viene de la palabra "aqua", debido a la cantidad de manantiales termales que tanta notoriedad otorgan a la ciudad.

Buda nace también como colonia romana y su fundación se instaura hacia el año 14 a.C. En el año 896 d.C., siete tribus magiares se unieron y derrotaron a los romanos colonizando la región. Se asentaron en Aquincum, a la que acabron denominando en el siglo XIII Óbuda. Entonces edificaron dos ciudades nuevas separadas por el río, Buda y Pest.

En 1361 Buda se convirtió en la capital del país, iniciándose una época de gran desarrollo que llegó a su cúspide en el siglo XV, de la mano del gran emperador Mathias Corvino.

En 1526 Pest fue colonizada por los turcos y años después, en 1541, lo hizo Buda. Esta última se convirtió en la capital turca, y quedando Pest deshabitada. Los turcos estuvieron en el poder hasta el año 1686, cuando fueron derrotados por los Habsburgo y entonces Budapest pasó a formar parte de los dominios austriacos.

Fue ya en la época de los Habsburgo, cuando se produjo el periodo más floreciente para la ciudad. En este periodo se levantaron numerosas iglesias y edificios públicos. En 1784 José II estableció una Universidad en Budapest y en 1849 se inauguró el primer puente permanente sobre el Danubio, el famoso Puente de las Cadenas, que unía las dos orillas.

En el año 1848, los húngaros se sublevaron contra los austriacos, provocando diversas revueltas que acabaron siendo sofocadas y restableciéndose así la autoridad de los Habsburgo. Ya en 1867, se constituyó el imperio Austrohúngaro, comenzando una época dorada para la capital y para toda la nación. La industria se concentró entonces en Pest, convirtiéndose entonces en la parte más poblada de la ciudad.

Finalmente, en 1873 se unieron definitivamente las tres ciudades bajo el nombre de Budapest y la ciudad llegó a ser la segunda en importancia del Imperio Austrohúngaro, después de Viena.

Que ver en Budpest

Sin duda la capital de Hungría es una de las ciudades más bonitas del Este europeo. Gracias a su riqueza cultural, posee un excelente y rico patrimonio. Viajar a Budapest será sin duda una buena idea y es un lugar con mucho que ver.

Por ello te dejamos un listado de los 10 imprescindibles de la ciudad por si tienes poco tiempo, para que no te pierdas lo mejor.

Parlamento de Budapest

El edificio del Parlamento es el más representativo de Budapest y uno de los más famosos de Europa. Construido entre 1884 y 1902, fue la obra más grande de su época. Consta de 691 habitaciones y tiene unas dimensiones de 268 metros de longitud y 118 metros de anchura. Además es el tercer parlamento más grande del mundo después del de Rumanía y el de Argentina. La visita a este edificio es amplia, pero las tres estancias más importantes son:

  • La escalera principal: la primera impresión de esta impresionante construcción es sobrecogedora. En el descansillo central se puede ver un relieve del arquitecto Imre Steindl, diseñador del edificio.
  • La sala de la Cúpula: en este espacio se puede apreciar el interior de la cúpula. En ella se exponen diversas estatuas de los reyes de Hungría. Justo en frente de la escalera principal se encuentra la de San Esteban, el primer rey de Hungría. Además, hay una vitrina en la que podrás observar algunas de sus pertenencias, entre las que destaca su corona.
  • Antigua Cámara Alta: Actualmente solo se utiliza con fines turísticos. En el ala sur del edificio se encuentra la otra cámara más importante del edificio, la sala del Consejo de los Diputados.

Balneario Gellert

El Balneario Gellert es el más conocido de la ciudad y famoso por sus apariciones televisivas. Fue construido en 1918 y ampliado en 1927, se encuentra dentro del hotel con el mismo nombre, el Hotel Gellert, aunque los baños tienen entrada propia en un lateral.

Castillo de Buda

El Castillo de Buda es una de las imágenes más representativas de Budapest junto al Puente de las Cadenas. También es conocido como Palacio Real, ya que antiguamente fue la residencia de los reyes de Hungría, y actualmente alberga la Biblioteca Széchenyi, la Galería Nacional Húngara y el Museo de Historia de Budapest.

Puente de las Cadenas

Este puente es el puente más antiguo de Budapest y el más conocido de todo el Danubio. Fue inaugurado en 1849 tras 20 años de obras. Su verdadero nombre es Puente Széchenyi en honor a su creador, el conde István Széchenyi. Hasta la construcción del mismo, el Danubio sólo se podía cruzar en barco o, en los inviernos fríos, caminando sobre sus aguas congeladas. El actual puente no es no es el que se construyó hace más de 150 años, sino una reconstrucción, ya que durante la Segunda Guerra Mundial los alemanes volaron todos los puentes de la ciudad. El nuevo puente se inauguró después de la guerra en 1949, 100 años después del primero.

Bastión de los Pescadores

El Bastión de los Pescadores es un mirador situado en la colina de Buda, al oeste del Danubio. Desde su cima se puede contemplar toda la ciudad en su esplendor. Su construcción finalizó en 1902, tras casi dos décadas de obras. Sus siete torres son un símbolo para conmemoran a las siete tribus fundadoras Hungría. En su fortaleza se encuentra la estatua de Esteban I a caballo.

Ópera de Budapest

La Ópera es uno de los edificios más importantes de todo el país. Fue diseñada por Miklós Ybl y su construcción se llevó a cabo entre 1875 y 1884. La obra fue financiada por Francisco José I, emperador de Austria y rey de Bohemia, con la condición de que ésta no fuera más grande que la Ópera de Viena. La Ópera de Budapest cuenta con 1.261 asientos y su exterior está decorado con esculturas de famosos músicos y compositores.

Plaza de los Héroes

Esta Plaza es una de las plazas más importantes de la ciudad. Situada en la avenida Andrássy forma junto a ella un importante conjunto arquitectónico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sus estatuas conmemoran a los líderes de las siete tribus fundadoras de Hungría.

Balneario Széchenyi

Es uno de los recintos termales más grandes de Europa. El edificio actual fue inaugurado en 1913 y posee un estilo neogótico. Este balneario alberga 15 piscinas, 3 grandes al aire libre y 12 pequeñas en los recintos del interior. En estos últimos también encontraréis varias saunas y salas de masajes. Las piscinas más impresionantes son las que se encuentran en el exterior, que alcanzan los 37º. Por este motivo puedes disfrutar de sus aguas en el gélido invierno, porque mientras que la temperatura de la calle es muy fría el contraste es de lo más placentero.

Basílica de San Esteban

Szent István-bazilika, es el edificio religioso más grande del país, y hace honor al primer rey de Hungría, Esteban I (975–1038). En el interior de la basílica se encuentra una de las reliquias sagradas más importantes del país: su mano derecha. Las dimensiones de la basílica son impresionantes: su base mide 55 metros de ancho por 87 metros de largo, y cuenta con una altura de 96 metros gracias a su cúpula, convirtiéndose en el punto más alto de Budapest junto al edificio del Parlamento. Su construcción finalizó en 1905 después de más medio siglo de obras. Su tardanza se debió en gran parte por el derrumbe de la cúpula en 1868. Se dice que la basílica puede albergar en su interior a más de 8.500 personas.

El Danubio en barco

Dar un paseo en barco por el Danubio mientras recorres la ciudad es una de las actividades imprescindibles, de hecho, es recomendable hacerlo cuando ya cae la noche y ver los edificios iluminados desde el río es inolvidable. Existen numerosas compañías que realizan estos viajes y que incluso incluyen cenas a bordo.