Ya has planificado tu viaje, los destinos que vas a visitar, la comida que quieres probar y… ¿ahora? Ahora toca algo que no puedes dejar escapar: elegir el calzado adecuado para viajar.

Escoger qué calzado vas a usar para viajar puede ser una de las decisiones más importantes y, más difíciles, antes de emprender cualquier escapada. Sí, sí, como lo oyes. Una mala elección de zapatos puede convertir unos días maravillosos en un “¡socorro, quiero que termine ya este día para quitarme estos zapatos!” Por eso, si quieres disfrutar de tu viaje, desde El Corte Inglés Seguros, te queremos ofrecer una serie de consejos para que aproveches, al máximo, tus vacaciones.

No sacrifiques la comodidad

¡La comodidad es lo más importante! Si en verano realizas ese viaje, que tanto estabas soñando, lo fundamental es que pienses en ir lo más cómodo posible. Recuerda que tus pies serán tu mejor apoyo durante la mayoría de las horas, que pases caminando así que… ¡mima tus pies! Elegir unos zapatos incómodos, solo porque son muy bonitos, o comprar unos zapatos nuevos y meterlos directamente en la maleta, sin estrenarlos, no es una buena opción. Lo mejor es que los estrenes un mes antes, para que el zapato se adapte a tus pies y, cuando realices varias rutas, sabrás que realmente son cómodos y perfectos para llevártelos.

¿Qué tipo de calzado puedes elegir?

  • Zapatos deportivos tipo casual. Son una excelente opción para el verano. Ofrecen la comodidad de unas zapatillas deportivas pero con más clase.

  • Sandalias ergonómicas. Si quieres unas sandalias perfectas para caminar, éstas son tus sandalias. Son muy cómodas y mejorarán la postura de tu cuerpo.

  • Para la montaña. Si tu opción en verano es andar por la montaña, está claro que no puedes llevar las mismas botas que usarías en invierno. En este caso, puedes elegir sandalias de montaña diseñadas para este tipo de práctica en verano.

  • Para la playa. ¿Sabes qué tipo de playa vas a visitar? De arena fina, rocosa, gruesa, etc. El calzado, que usarás para la playa, también será diferente dependiendo del tipo de arena. Si vas a una plaza rocosa, te recomendamos que tengas a mano unos buenos escarpines mientras que si vas a una playa de arena fina, puedes optar por unas chanclas, que no vayan entre el dedo gordo y los demás.

¿Qué calzado debes evitar?

No debes creer que el calzado plano o con suela muy fina son los más adecuados, ya que harán que apoyes todo tu peso en los tobillos, pantorrillas o caderas, que harán que tengas esas zonas doloridas cuando pases mucho tiempo andando con este tipo de zapatos. Apuesta por un calzado, que no te haga heridas, y permita la transpiración con el calor.

Así que, recuerda, vayas donde vayas, tu calzado debe cumplir tres características: versatilidad, comodidad y practicidad y, no olvides que, para viajar sin preocupaciones, lleva el mejor seguro de viajes.

Y tú, ¿qué calzado eliges para viajar? ¡Anímate y déjanos tu opinión!