No es lo común cuando se tiene pensado viajar, pero puede ocurrir que se produzca una cancelación del viaje a última hora.

Es una faena tener un viaje planeado y descubrir que no nos queda más remedio que anular todo. Uno de los motivos más frecuentes por los que suele ocurrir esto, es tener que proceder a la cancelación del viaje por enfermedad, por sufrir un accidente corporal grave, por defunción de un familiar cercano, etcétera.

¿Qué ocurre entonces? ¿Perderemos el dinero? Si has contratado un buen seguro de viajes, es posible que recuperes la totalidad de tu dinero si se trata de un motivo de fuerza mayor amparado por el seguro.

Normalmente la garantía de gastos de cancelación de viaje forma parte de un seguro de asistencia en viaje más amplio.

Lo normal es que para tener cobertura a través de la garantía de gastos de cancelación de viaje, el seguro  debe haberse contratado desde el mismo momento en que realizas la reserva o la compra del viaje y antes del periodo en el que la agencia de viajes, la línea aérea, etc. empieza a aplicar penalizaciones si anulases el viaje.

Lo más seguro es que no tengas que hacer uso de esta garantía, ya que no es habitual que tengamos que cancelar un viaje. Pero lo cierto es que si ocurre, estos seguros son nuestra única salvación y resultarán de gran utilidad, llegado el caso.

Lo que sí debes tener en cuenta es que, los seguros que incluyen la garantía de gastos de cancelación del viaje tienen, como casi todos los seguros, un límite de indemnización. Por lo que el asegurador, en caso de siniestro, te indemnizará hasta una cuantía determinada, que no se podrá exceder.

Cuando contrates un viaje, recuerda guardar todos los recibos: el billete, la reserva, las excursiones contratadas, etc. En caso de que tengas que cancelar el viaje y hayas contratado un seguro que ofrezca cobertura al motivo por el que lo has cancelado, deberás, generalmente, aportar al asegurador toda la documentación de la que dispongas que justifique los gastos en los que has incurrido al cancelar el viaje y la causa de dicha cancelación. En el caso de cancelación por enfermedad, lo más seguro es que te soliciten un justificante médico, baja médica, etc. que acredite tu imposibilidad para viajar prescrita por un médico.

Consulta con un asesor profesional qué tipo de seguro de viaje te conviene más dependiendo del tipo de viaje que vayas a realizar y no te la juegues. Nunca se sabe qué imprevistos pueden aparecer.