¿Alguna vez has tenido que cancelar tu viaje a última hora? El trago no es sencillo. La ilusión que experimentamos cuando planeamos una escapada o unas vacaciones puede ser igual de grande que la decepción que nos podemos llevar si nos vemos obligados a cancelar el viaje a última hora.

La cancelación del viaje puede producir consecuencias un tanto desagradables. Con ella, no sólo perdemos la oportunidad de vivir unos días de ocio, relax y diversión, sino que además es posible encontrarse con la fastidiosa sorpresa de que haber perdido el dinero invertido, o la mayor parte de él. Esto ocurre, sobre todo, cuando los viajeros no han contratado previamente un buen seguro de viajes que cubra cancelaciones de este tipo.

Sin embargo, hay muchos problemas derivados de cancelar tu viaje a última hora que puedes evitar fácilmente. Todo lo que tienes que hacer es seguir una serie de sencillas pautas y prestar atención a algunos detalles de tu contrato antes de firmar nada. A continuación, te damos las claves para que puedas ahorrarte disgustos en tus cancelaciones.

  • En el momento de contratar el viaje, aclara todo lo referente a los gastos de cancelación. Dependiendo de cuándo se produzca la misma, la penalización económica puede ser mayor o menor. No es lo mismo cancelar un viaje quince días antes que cancelar un viaje a última hora. En este último caso, puede que llegues a perder la totalidad del importe pagado.
  • Si contratas un viaje a través de una agencia, infórmate bien sobre las consecuencias de una cancelación de última hora. Muchas agencias ofrecen condiciones especiales para el caso de una posible cancelación dentro de la contratación con el fin de ofrecer un mejor servicio a sus clientes y protegerlos frente a este tipo de situaciones inesperadas que pueden surgir.
  • Existen seguros para anulaciones de viajes que son muy eficaces en este tipo de situaciones y que pueden lograr que las molestias ocasionadas al cliente tras una cancelación de un vuelo a última hora sean las mínimas. Estos seguros, dependiendo de las condiciones de la póliza contratada, pueden llegar a hacerse cargo de la totalidad del reembolso del dinero invertido.
  • No todos los seguros por cancelación de un viaje son iguales. Algunos sólo cubren el importe del billete del titular de la póliza. Otros se hacen cargo de los gastos del viaje completo (billete, hoteles, excursiones contratadas, etc.). También los hay que además de cubrir los gastos del titular, también se hacen cargo de los gastos del viaje de algún familiar incluido en el viaje.
  • Antes de contratar un seguro para protegerte ante las molestias que puede ocasionar la cancelación de un viaje a última hora, lee atentamente las coberturas que incluye y en qué situaciones se podrían aplicar. Muchas veces, dependiendo del motivo de la cancelación, el seguro puede cubrir o no al cliente. Infórmate bien para no llevarte sorpresas desagradables.

Como hemos visto, las cancelaciones pueden convertirse en un gran trastorno para los viajeros que han tenido que recurrir a ellas. Por ello, y sobre todo en los viajes en los que hemos invertido más dinero, debemos tener muy claro antes de contratar qué pasaría en el caso de que debamos anular el viaje. Verifica siempre las condiciones que proponen las compañías de transporte de viajeros, los hoteles, las agencias y los seguros de viajes.