Ya hemos hablado anteriormente de los mercados más molones y navideños de Europa, además, ¡están muy de moda! Es el viaje más cool de la Navidad, ¡mercaditos europeos! En breve hablaremos de los que están más de moda también. Así que, este año vamos a ir un poco más lejos. Piensa un segundo, ¿dónde podrías pasar una Navidad 100% de película? La respuesta es clara, ¡Estados Unidos de América!

La realidad es que este país es tal cual el famoso anuncio de los camiones de cierto refresco de Cola, ¡un clásico de la Navidad! ¿Será por sus películas? 

Si en todo el estado la Navidad se vive con éxtasis, ¡estas cinco ciudades son el no va más! 3,2,1 abrocha bien el trineo, ¡nos vamos Rudolf!

  • Breckenridge, Colorado: una localidad situada en un paraíso invernal, en medio de las montañas de Colorado. ¿Cómo no iban a tener sus habitantes un espíritu navideño excepcional? Solo con el contexto ya merece la pena visitarlo. Aspen, famoso por su lujo y pistas de esquí, está muy cerca, también merece la pena visitarlo.

  • Branson, Missouri: también conocido como Ozark Mountain Christmas. Nieve, grandes abetos, farolillos, centros comerciales y villancicos en buena compañía.

  • Charlottesville, Virginia: una iluminación impresionante, más de 90 artesanos locales y el amor de sus vecinos por la Navidad, hacen de este pequeño lugar un rincón especial para visitar en estas fechas. Aquí han nacido grandes personajes ilustres como Thomas Jefferson, uno de los Padres Fundadores de la Nación.

  • Ogden, Utah: todos los vecinos participan para poner en marcha “el país de las maravillas de invierno” en el centro de la ciudad cada año. Un pesebre, decoraciones con luces, abetos y mucha magia es la que se respira en esta ciudad cada diciembre.

  • Zoar, Ohio: una ciudad pequeña pero entrañable. ¡Aquí también se respira mucha artesanía! Proteger al pequeño comercio local, también es un buen detalle navideño. Escuchar villancicos en  su iglesia es visita obligatoria.

Sin ninguna duda, cinco ciudades navideñas dignas de instagramear.

CONTRATA AQUÍ UN SEGURO DE VIAJE ANTES DE CRUZAR EL CHARCO, ¡MERECE LA PENA!