Organizar una escapada en familia, en pareja o con amigos, siempre es un placer. La sensación de una nueva aventura a un destino lejano es inigualable. Y si hay un lugar predilecto para una escapada, ese es la montaña.

Viajar seguro a la montaña sabiendo que irás preparado para todo lo que pueda surgir una vez allí, depende de una buena planificación.

La montaña es un espacio natural maravilloso, pero tiene sus peligros, por lo que es necesario viajar preparado y no improvisar, sobre todo si no eres experto y no te manejas con soltura en este entorno.

A continuación te ofrecemos unos cuantos consejos para organizar un viaje a la montaña de manera que puedas pasar un día inolvidable:

  • Planifica la ruta y calcula los kilómetros y el horario: las rutas de montaña son un regalo para la vista. La belleza natural que ofrecen es inigualable. Pero debes calcular bien el tiempo del que vas a disponer y conocer los kilómetros y las rutas que vas a recorrer. La montaña, cuando cae el sol, puede ser peligrosa. Es importante que puedas caminar seguro de que llegarás a tu destino antes de que se haga de noche y te puedas desorientar o pasar frío.
  • Desayuna con energía: la montaña supone un desgaste físico importante. Procura desayunar bien para que tu organismo cuente con las vitaminas, proteínas y minerales necesarios para resistir una jornada física potente.
  • No olvides un botiquín de viaje: nunca se sabe lo que puede pasar. En la montaña siempre se pueden producir caídas, torceduras… En caso de que no sean de gravedad, tener un botiquín a mano puede ayudarte a solventar con eficacia una circunstancia de este tipo.
  • Si ocurre un accidente grave, procura contar con un móvil a través del cual puedas ponerte en contacto con algún servicio de emergencia o puedas utilizar alguna app destinada a la seguridad en la montaña.
  • Calzado y ropa adecuada: procura realizar tu ruta de montaña ligero de equipaje. Lo más necesario será alguna prenda de abrigo por si bajan las temperaturas, agua y alimento. Debes contar con unas buenas botas de montaña resistentes. Debes llevar puesto prendas ligeras por si hace calor. Las prendas de más abrigo las puedes llevar en la mochila y sacarlas sólo en caso de ser necesarias.
  • Cámara de fotos: si quieres no dejar de tomar las mejores fotos en tu viaje de montaña, no olvides la cámara, ya sea profesional o la del propio móvil.