El debate está abierto, en los últimos meses ha habido infinidad de fallos de seguridad en redes sociales como Facebook, Google Plus e Instagram. Hackers de todo el mundo tienen las redes sociales como principal objetivo ya que los datos que dejamos en ellas son increíblemente valiosos. ¡Los datos son el oro del siglo XXI!

El mundo de la publicidad, de los negocios e incluso de la política utilizaría estos datos para saber más sobre nosotros y quien sabe si se convertiría en un mercado que podría mover millones de euros en todo el mundo.

Además de la protección de datos, la seguridad también preocupa a la hora de saber con qué personas estás compartiendo realmente tus datos e incluso si se podría estar en peligro físicamente. ¿No te ha pasado alguna vez que una persona te ha agregado a las redes sociales y tú no sabes quien es? Jamás aceptes esa solicitud y, si ves algo raro, ¡denuncia el perfil!

¿Qué claves nos pueden advertir si un perfil es falso o no en redes sociales?

  • ¿Tiene foto de perfil o si la tiene, tiene apariencia de real?
  • ¿Tiene amigos o en su listado no aparece nadie?
  • ¿Cuándo se unió a la red social?
  • ¿Tienes amigos en común? ¿Conoces a la persona?
  • ¿Te ha escrito algún mensaje privado?
  • Si buscas trabajo a través de las redes sociales sigue estos consejos.
  • ¿Sigue páginas o perfiles sospechosos?
  • Busca en Google sus nombres y apellidos, quizá otras personas ya han denunciado o existe algún tipo de fraude. Siempre puedes tener información extra.
  • ¿Qué tipo de contenido publica? ¿Es de calidad?
  • ¿Tiene perfil en otras redes sociales?

Por último, si no conoces a esa persona, nunca jamás la aceptes y si desconfías, denuncia o bloquea el perfil para que no te vuelva a encontrar.

¡La seguridad es lo primero ya sea virtual o real!