Viajar con seguridad depende de muchos factores, entre ellos el de saber que podremos comunicarnos sin problema con cualquier persona ante cualquier tipo de situación. Pero esto no siempre es posible si viajamos a un país extranjero en el que desconocemos el idioma hablado por sus habitantes.

Cuando viajamos acompañados, parece que este hecho nos provoca menos reparo e inseguridad. Pero ¿cómo viajar solo sin saber idiomas? ¿Tienes pensado ese destino que te encantaría conocer en solitario pero te frena el hecho del desconocimiento del idioma?

Confía en ti mismo y en tu capacidad de improvisación y de aprendizaje; no te prives del gusto de viajar. Son muchos los beneficios psicológicos de viajar y es una pena que no los disfrutes por miedo a desconocer un idioma.

A continuación te proporcionamos una serie de consejos que puedes poner en práctica si te dispones a viajar solo sin saber idiomas. Toma nota:

  • Piensa en las principales actividades que deberás realizar una vez que te encuentres en tu lugar de destino: llegada al hotel, el uso de medios de transporte, monumentos que visitar, lugares en los que comer, etc. Ya de antemano podrás hacerte una idea de cuándo necesitarás más hacerte entender e irás más preparado mentalmente para salir airoso en todo este tipo de situaciones.
  • Diccionario: será fundamental y podrá sacarte de algún que otro apuro. Los hay muy efectivos para viajar solo sin conocer idiomas, ya que algunos están elaborados para proporcionar información básica al turista, ofreciendo frases hechas, expresiones muy utilizadas cuando alguien viaja o palabras habituales como ‘por favor’, ‘gracias’ ‘ayuda’, etc.
  • Viaja con un mapa: el espíritu aventurero está muy bien y es el que te ayuda a lanzarte a viajes en solitario. Pero eso no significa que no puedas y debas viajar de forma inteligente. Un mapa te servirá como guía y ayuda para que no te pierdas. En caso de que tengas dificultad con el idioma cuando viajes solo, un mapa te permitirá orientarte por ti mismo.
  • Haz uso de las nuevas tecnologías: en la medida de lo posible, porque todo dependerá del destino al que viajes, recuerda que hoy en día las nuevas tecnologías pueden ser unas grandes aliadas para tus viajes en solitario. Existen multitud de apps perfectas para organizar viajes y para saber moverte sin problema en cualquier destino.

Aún con todo, piensa que en todos los lugares del mundo hay personas hospitalarias dispuestas a ayudar. Seguro que darás con ellas.