Los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 tendrán como principal animador a Vinícius, un animal con características de dos especies diferentes. La cara y varios aspectos de su cuerpo, son de un felino, mientras que otros de sus rasgos, son de mono.

Con esta mezcla, el país anfitrión, Brasil, ha querido resaltar la diversidad de la fauna que hay en el territorio brasileño. Amarillo, naranja y azul son los colores oficiales de la mascota. El animal tiene, además, gran habilidad en sus movimientos y un salto de gran alcance.

¿Y de dónde viene su nombre? Los organizadores de las Olimpiadas, hicieron una votación para que el pueblo brasileño eligiera y Vinícius fue el ganador, en homenaje a Vinícius de Moraes, uno de los artistas y compositores más populares de Brasil. El compañero de Vinícius será Tom, un personaje azul con patas y una melena verde muy abundante que simboliza la flora brasileña. Tom será la mascota oficial de los Juegos Paralímpicos.

Otras mascotas olímpicas

La presencia de animales como mascotas olímpicas ha sido una tendencia a lo largo de las distintas ediciones de los Juegos Olímpicos. Cómo olvidar a Cobi, diseñado por Javier Mariscal para Barcelona 92, ese perro ‘humanizado’ ha sido una de las mascotas más populares.

En Munich 72, el protagonista fue otro can: Waldi, un perro dachshund típico de Baviera que representaba la resistencia, tenacidad y agilidad de los atletas.

Otros ejemplos, son la paloma de la paz de México 68, el castor de Montreal 1976, el oso misha de Moscú 1980, el águila Sam de Los Ángeles 1984, los dos tigres de Seúl 1988, el ornitorrinco de Sidney 2000, el pez azul de Pekín 2008… En general, animales representativos de los lugares en los que se celebran estos eventos.

Disfruta de tus vacaciones sin preocupaciones contratando el mejor seguro de viajes si estas pensando viajar a Río de Janeiro para ver las Olimpiadas.