Una de las claves para garantizar la comodidad en un viaje, es seleccionar una maleta que se adecúe a tus necesidades. En este sentido, la maleta idónea para ti, es aquella que te permita libertad en tus movimientos y una capacidad que asegure que puedas llevar contigo todo tu equipaje.

Por otra parte, una buena maleta debe ser resistente y segura. De esta forma, podrás evitar contratiempos, como robos o roturas, que puedan llegar a fastidiarte el viaje.

Así, a la hora de adquirir una maleta nueva, es poco recomendable que escojas la primera que veas, porque, por ejemplo, te llame la atención su diseño. Al contrario, deberías tomarte un tiempo de reflexión para para decidir cuál te conviene más. En este sentido, te ofrecemos una serie de consejos para comprar una maleta de viaje, que te servirán de utilidad en tu próxima adquisición:

  • Piensa qué tipos de viajes sueles realizar más: en avión, en coche, en tren, etc. Para un viaje en avión, puedes permitirte llevar una maleta de gran tamaño. Para el coche, sin embargo, sería más recomendable hacerte con una más pequeña que te permita aprovechar el espacio de tu maletero.
  • Ten en cuenta también los días de duración del viaje. Cuantos menos días, menos equipaje necesitarás y más pequeña podrá ser la maleta.
  • Las maletas con ruedas son muy cómodas de transportar. Las más recomendables son las que cuentan con ruedas de goma. Estas ruedas amortiguan el traqueteo por lo que son más cómodas de transportar y más resistentes que las de plástico duro.
  • Además, las ruedas que se encuentran incrustadas en el cuerpo de la maleta suelen ser más resistentes que las que van ancladas a su exterior. Ten en cuenta este pequeño detalle porque éstas últimas suelen romperse con bastante facilidad.
  • Respecto a la consistencia del material que conforma el cuerpo de la maleta, este puede ser más o menos flexible. Hay maletas blandas, semirrígidas y rígidas. Las blandas se amoldan mejor en espacios pequeños y soportan bien los golpes que reciben debido a su estructura flexible. Sin embargo, protegen peor su contenido frente a los impactos. Las duras, al contrario, protegen mejor el contenido de la maleta, pero ocupan más espacio y su exterior se raya con más facilidad.
  • Otro de los consejos para comprar una maleta es que te fijes bien en su tirador. Debes tener en cuenta tu altura y elegir una maleta de viaje que cuente con uno lo suficientemente largo como para que no te fuerce caminar inclinado. La maleta perfecta debe permitirte caminar completamente recto mientras la deslizas por el suelo.
  • Por último, al elegir una maleta, ten en cuenta que posea un sistema de cierre sólido que no reviente en cuanto la llenes demasiado. Además, es conveniente que dicho cierre cuente con un sistema de seguridad para que sólo tú puedas abrirla. Esto servirá de elemento disuasorio y te ayudará a prevenir posibles robos.

¿Ya tienes en mente la maleta perfecta para tu próximo viaje?