Se trata de un evento en el que la ilusión, la competitividad y la superación en sus diferentes disciplinas, están en juego de nuevo, como cada vez que se da esta importante cita mundial.

Por lo tanto, si estás pensando viajar, un destino de moda este 2018 será sin duda Corea del Sur, sobre todo si eres amante del deporte sobre nieve o hielo.

De momento, para que vayas impregnándote del espíritu olímpico, a continuación te mostramos algunas curiosidades sobre los Juegos Olímpicos de Invierno:

  • Sus orígenes: el origen de los Juegos Olímpicos de Invierno está en los Juegos Nórdicos, que conformaron la primera competición de deportes de invierno. Su fundador fue Viktor Balk y la primera edición tuvo lugar en 1901, en Suecia.
  • Los primero Juegos Olímpicos de Invierno conocidos como tal: tuvieron lugar en 1924 en Francia, en Chamonix. La primera medalla olímpica fue entregada a un estadounidense llamado Charles Jewtraw, competidor en la disciplina de patinaje de velocidad.
  • PyeongChang se ha presentado hasta en tres ocasiones como candidata para ser la sede de este evento. En 2010 y en 2014 no consiguió su objetivo. Ha tenido que esperar al 2018 para lograr este sueño.
  • La mascota: la de PyeongChang es un tigre blanco (por hacer referencia al color de la nieve y el hielo), llamado Soohorang, que hace referencia al tigre en sí mismo (rang) y la protección (sooho).
  • El país que más veces ha sido sede de unos Juegos Olímpicos de Invierno es EEUU. Lo ha sido 4 veces: en 1932, en 1960, en 1980 y en 2002.

Si estás pensando en hacer un viaje fuera de tu país y además eres amante de los deportes de invierno, sin duda esta cita olímpica es la ocasión perfecta para realizar una escapada. Recuerda que contratar un buen seguro de viajes será la mejor decisión que puedas tomar para garantizar tu seguridad y tranquilidad cuando te encuentres lejos de casa.