Elegir un destino para la luna de miel es uno de los momentos más emocionantes de cualquier pareja.

Tras celebrar una boda, rodeados de familiares y amigos, llega el esperado viaje en el que los novios podrán disfrutar de su amor y compartir una experiencia que debe ser inolvidable.

El viaje de la luna de miel debe suponer un recuerdo único para la pareja que se grabe en su memoria como algo irrepetible.

Cada pareja es un mundo y por ello existen destinos diferentes para una luna de miel que se pueden amoldar a la perfección al gusto individual de cada uno. Lugares exóticos, relajantes, emocionantes, para aventureros, para los más clásicos, etc. pero todos ellos destinos que no pierden ese halo romántico que debe fluir siempre alrededor de una pareja recién casada.

Lo cierto es que todo lugar tiene su encanto. No es necesario viajar lejos para disfrutar de destinos inigualables e inolvidables.

En este sentido, existen tantos destinos apetecibles como lugares hay en el mundo. A continuación, te mostramos cuatro ejemplos de diferentes destinos para una luna de miel:

  • Nueva Zelanda: la aventura, las escapadas en solitario en escenarios naturales inigualables, los volcanes y los glaciares, se mezclan con la tranquilidad de exóticas e idílicas playas. Sin duda, un destino perfecto para disfrutar en pareja.
  • Un safari en África: para aquellas parejas amantes de la aventura, de los animales y del exotismo, un safari en la imponente tierra africana, puede ser una magnífica opción. El Parque Kruger, las cataratas Victoria, Ciudad del Cabo, un safari en Tanzania, las playas de Zanzíbar… África abre un abanico inmenso de posibilidades para realizar ese viaje inolvidable.
  • Crucero transatlántico: no todos los cruceros deben contar con paradas en ciudades culturales repletas de monumentos e historia milenaria. Una opción distinta de crucero puede ser la de aquel que haga un recorrido por Estados Unidos y termine en Barcelona. Un viaje donde el lujo y el glamour de las grandes ciudades invita a la diversión combinada con relajantes paradas en playas de ensueño.
  • Baleares y Canarias: destinos perfectos para la luna de miel, en el caso de aquellas parejas que no quieran viajar lejos. En nuestras islas no faltarán desde los clásicos resorts con hoteles de lujo y días de playa, sol y tumbona, hasta las excursiones a parque naturales, volcanes y montañas de gran belleza y diversidad.

  Viaja sin preocupaciones contratando el mejor seguro de viaje.