La ciudad de Dubrovnik en Croacia se ha hecho muy famosa en los últimos años gracias a la serie “Juego de Tronos”. Esta metrópoli al sur del país es conocida por su característica Ciudad Antigua y el era el escenario de “Desembarco del Rey”.

Breve historia

Dubrovnik, antigua Ragusa, es la capital del condado Dubrovnik-Neretva. Es una ciudad costera de la región de Dalmacia, cerca de la frontera nacional con Bosnia y Herzegovina. Además, es uno de los centros turísticos más importantes del mar Adriático.

Se la conoce como "la perla del Adriático", "la Atenas dálmata", ya que sus antiguos habitantes la distinguían como una ciudad única, donde proliferaron grandes exponentes de la humanidad, de las artes y ciencias. Dubrovnik está rodeada de murallas y fortificaciones, al pie de la montaña de San Sergio, que cae sobre las aguas del mar Adriático.

El nombre eslavo Dubrovnik surgió en la edad media y procede de la palabra eslava Dubrava, que significa bosque de robles. Estos árboles cubrían las montañas de San Sergio y fue construida en las laderas del centro de la ciudad antigua.

Esta ciudad estuvo bajo el mandato de los Bizantinos, venecianos, húngaros y turcos. En 1272 alcanzó su máximo esplendor con el comercio europeo y uno de sus productos estrella era la plata aleada con oro, llamada glama. En 1667 un terremoto asoló la ciudad que dio pie a su declive. Posteriormente Dubrovnik pasó a manos del imperio Austrohúngaro.

De hecho, esta localidad croata fue una de las ciudades que más sufrió durante la guerra contra Serbia, y sus secuelas aún están patentes pese a los grandes esfuerzos que se realizan para que brille como antaño. Dubrovnik fue bombardeada duramente en 1991, y cayeron sobre ella más de 2.000 bombas el día 6 de Diciembre, por lo que la mayoría de sus edificios y viviendas son nuevas, ya que miles de casas fueron destruidas.

Descubre la ciudad

Dubrovnik es una ciudad que invita a los que la visitan a pasear. Es un placer para el que la conoce lanzarse a la aventura de recorrer sus calles empedradas mientras descubres las huellas de su larga historia, sus monumentos, sus edificios y muchos otros lugares de interés.

La Perla del Adriático guarda entre sus muros un gran tesoro arquitectónico, gracias a los largos años de dominio bizantino y veneciano, y a los esfuerzos de sus habitantes por conservar este rico patrimonio. Si visitas la ciudad estos son algunos de los edificios que hay que no te puedes perder en el viaje a Dubrovnik:

  • La Catedral de la Asunción, es el edificio religioso más importante de la ciudad. Resguarda el famoso Tesoro de la Catedral, compuesto por numerosas reliquias que sobrevivieron al terremoto de 1667. La principal de ellas son los restos de San Blas.
  • La Iglesia de San Blas es la mejor muestra del barroco veneciano es este templo dedicado al patrón de la ciudad.
  • Los Monasterios Franciscano y Dominico
  • El Palacio del Rector es el edificio más importante y representativo en la historia de Dubrovnik.
  • El Palacio Sponza. También conocido con el nombre de Divona, ya que en los tiempos de la República de Ragusa aquí estuvo la aduana.

Pero sin duda las murallas son la razón de ser de esta ciudad, que se apoyó en sus orígenes en la protección natural de los acantilados rocosos que permitió a los refugiados de la ciudad romana de Epidauro asentarse en Dubrovnik en el siglo VII.

Sus muros resistieron los asedios a la ciudad a los largo de la historia que fueron reforzados continuamente con fortificaciones hasta completar una barrera de piedra de dos kilómetros de largo y 25 metros de alto.

El fuerte de Minceta protege el extremo que da a tierra, mientras al oeste los de Bokar y San Lorenzo, defendían el extremos que dan al mar. Los baluartes de Revelin y San Juan salvaguardaban el lado oriental y el puerto viejo. Los dos accesos históricos a la ciudadela son las puertas de Pile, al oeste, y Ploce, al este. Ambas tienen puentes levadizos que se izaban al atardecer, cuando se cerraban las puertas y se entregaban las llaves al rector, hasta su apertura a la mañana siguiente. En el año 1907 se abrió un tercer acceso, la puerta de Buza, en la muralla norte.

Ruta por los escenarios de “Juego de Tronos”

Pero sin duda uno de los mayores reclamos de esta ciudad en los últimos años es sin duda la serie Juego de tronos. En Dubrovnik los fans de podrán dar rienda suelta a sus fantasías ya que parte de la popular serie de televisión se rodó en la ciudad. Aunque también se usaron como localizaciones otras ciudades de Croacia como Split y Sibenik Dubrovnik es la que más aparece, ya que sirvió para recrear las ficticias ciudades de Desembarco del Rey y Qarth.

Si a los viajeros les apetece hacer una visita por las calles de Poniente, hay tours disponibles en la ciudad preparados para que no te pierdas un solo detalle. Pero si quieres darte un paseo por tu cuenta, te damos unas pistas de algunos de los mejores escenarios:

Tanto las murallas como los fuertes de Dubrovnik tienen un papel destacado en la serie, de hecho, el fuerte Minceta se usó para las tomas exteriores de la Casa de los Eternos en Qarth.

Tyrion Lannister dirigió la defensa de Desembarco del Rey desde las murallas que dan al mar durante la batalla del Aguasnegras y, pasando por alto las mejoras creadas gracias a los efectos especiales y el ordenador, podrás reconocer el fuerte de San Lorenzo como el núcleo de la Fortaleza Roja. Desde allí también Cersei se despidió de su hija Myrcella en el pequeño puerto que hay debajo.

Otro lugar oculto es el atrio del palacio del Rector, que aparecía como el Palacio del Rey de las Especias de Qarth.

Siguiendo una ruta por las calles de la ciudad, verás la calle Svetog Dominika y la escalera frente al monasterio dominico que se usaron para varias escenas del mercado de Desembarco del Rey. Las escaleras que conectan la iglesia de San Ignacio de Loyola (en la calle Uz Jezuite) con la plaza de Gundulic fueron el punto de inicio del memorable paseo de penitencia que Cersei Lannister hace desnuda. El paseo de la vergüenza continuaba por Stradun.

La torre Mincenta, es uno de los puntos más altos, que dan hacia el exterior y digno de ver. En ese escenario podrás revivir algunas de las mejores secuencias. Es una de las zonas más altas del casco antiguo. Mientras disfrutas de unas vistas envidiables podrás imaginar en primera persona cómo sería el ataque de los Baratheon.