La temporada de esquí ya ha dado el pistoletazo de salida y son muchos los que van a aprovechar el puente de diciembre para hacer un viaje a alguna de las estaciones ya sean europeas o españolas.

Y cómo hay mucho esquiador que no se conforma con matar el gusanillo en cualquier pista, un reciente estudio revela las valoraciones de miles de usuarios que visitaron ciertas estaciones tras la temporada y desvela las preferencias de los mismos.

El ranking lo encabezan dos estaciona foráneas, Tignes y Val d'Isère, en los Alpes franceses seguida de Ordino-Arcalís, en Andorra. La primera española es Baqueira Beret, en Lérida, le sigue otra del principado vecino Grandvalira, en Andorra y después otra pista patria, Cerler, en Huesca.

Tignes y Val d'Isère (Alpes franceses)

Esta famosa estación de esquí, reconocida en todo el mundo, también es denominada con el nombre de Espace Killy. Su nombre se debe nada menos que al mítico esquiador Jean-Claude Killy que ganó 3 medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Invierno de Grenoble 68, 6 medallas de oro en los Campeonatos del Mundo de Esquí y 15 victorias de la Copa del Mundo.

Cuenta con 10.000 hectáreas de superficie, cinco veces la superficie de las grandes estaciones españolas, con 300 km esquiables, nada menos que 1.906 km de desnivel y 2 glaciares situados a más de 3.000 metros de altitud. Están consideradas de las mejores estaciones para todos los niveles de esquí o snow. Y si eres debutante tienes suerte ya que puedes coger numerosos remontes gratuitos y cuenta con una gran zona de pistas verdes.

Ordino-Arcalís (Andorra) 

Arcalís es una de las zonas de esquí más respetuosas con el entorno en el que se encuentra, ya que no se han construido hoteles a su alrededor, con el fin de proteger su rica diversidad natural. Por lo que los amantes de la nieve podrán disfrutar un entorno idílico.

Gracias a su orientación hacia el noreste, la calidad de nieve es muy buena durante el invierno y permite esquiar bien incluso al final de este. Cuenta con 30 kilómetros de pistas de esquí y se encuentra a una altura considerable, entre los 1.940 m y los 2.625 m de altitud.

Baqueira Beret (Lérida)

Baqueira es sin duda es una de las estaciones más famosas y recomendables que hay en los Pirineos. Cuenta con 165 kilómetros esquiables y con excepcionales fuera pista. Tiene 38 remontes que suben y bajan a 60 mil personas a la hora. Su nieve es de excelente calidad porque está orientada al noroeste y eso favorece su estado, además está envuelta por los maravillosos paisajes del Valle de Arán. Por otro lado, destaca su gastronomía, que harán de tu estancia un viaje redondo.

Grandvalira (Andorra)

Situada al norte de Andorra es la estación más grande del principado y la segunda mayor de Europa después de las de los Alpes. Cuenta con 64 remontes y telecabinas, que se eleva hasta una altura de hasta 2.640 metros. La estación de Grandvalira se divide en 6 sectores diferentes y cuenta con 210 kilómetros esquiables.

Además, posee una ubicación muy cómoda para ir a esquiar, ya que su emplazamiento hace que acceder a los hoteles y apartamentos cercanos a pistas sea muy fácil.

Cerler (Huesca)

Esta estación está situada en el corazón de la Valle de Benasque, es la más alta del Pirineo aragonés. Rodeada por más de 60 picos a 3.000 m de altitud, destacan entre sus cimas algunas tan emblemáticas como el Aneto, la Maladeta, el Posets o el Perdiguero. Cuenta con 79 km de pistas para todos los niveles, lo que la convierte en una de las más dinámicas y versátiles, y disfruta de unas vistas privilegiadas y una calidad de nieve excepcional, gracias a su continentalidad y altitud.

Además, desde hace ya unos años ha potenciado su apuesta por el esquí de montaña, el skimo, y cuenta con una amplia zona de recreación en Ampriu Park