Declarada de Interés Turístico Internacional, cada año, del 7 al 17 de septiembre la ciudad de Albacete se engalana para recibir a miles de visitantes llegados de todo el mundo para disfrutar de sus días grandes.

Reconocida como una de las ferias más antiguas de España, en honor a la Virgen de los Llanos (de ahí que en Albacete tantas mujeres se llamen Llanos), la Feria de Albacete debe su reconocimiento mundial a la diversidad de ambientes dirigidos a todas las edades, así como a un gran programa de fiestas protagonizado por actividades de diversa índole como:

  • Conciertos de artistas reconocidos.
  • Cabalgatas.
  • Teatro y danza.
  •  Batalla de flores.
  •  Actividades deportivas: tenis, golf, waterpolo, natación…
  • Una de las principales ferias taurinas de España se enmarcan durante esta feria.
  • Actividades para niños: teatros, cuenta cuentos…
  • Espectáculos para mayores.
  • Atracciones de feria.
  •  Fiesta, música y buen ambiente.
  • Gastronomía manchega. Por ejemplo, un albaceteño de “pro” no puede pasar una feria sin tomar un vaso de sidra junto a sus famosos dulces de hojaldre.
  •  Peñas y tascas.

Sin duda, parte de la fama internacional de esta feria se debe al boca-oído de jóvenes de edades comprendidas entre 18 y 35 años que visitan la ciudad maravillados por la fiesta y el buen ambiente que se respira durante el día y la noche pero, sobre todo durante el día. Porque, tal y como reconocen muchos veteranos, -“la Feria de Albacete es para vivirla de día, la noche no la diferencia de otras muchas, excepto por el color de su icónica noria”.

Otra de las claves del éxito de la Feria de Albacete, si no la principal, es su enclave ya que toda la fiesta existente durante los 10 días está localizada en el mismo lugar. ¿Alguna vez os han hablado de “La Sartén” o “Los Redondeles”? Si, se trata de un recinto ferial que, visto desde el aire, simula la forma de una sartén en cuyo mango se encuentran todas las atracciones para niños (y no tan niños) y la zona de Los Redondeles, formada por anillos concéntricos donde se encuentran: zonas comerciales, carpas de diferentes discotecas y marcas reconocidas, peñas y zonas de restauración. ¡Todo lo que imagines está en este lugar! No se necesita coche ni autobús, es una feria ideada para disfrutar y aprovechar al máximo la estancia. Si vas a viajar en coche, no olvides estar bien descansado a la hora de regresar ya que estos días son agotadores.

¡Muy recomendable! Todavía estás a tiempo, ¿nos vamos o nos quedamos?