Los hayedos son unos árboles majestuosos que se sitúan en zonas un tanto húmedas cuyas ramas se visten de musgo y sus hojas nos ofrecen los colores más maravillosos de la naturaleza en todas las temporadas, pero, sobre todo en otoño. En España podemos disfrutar de muchos paisajes de este tipo, sobre todo en la mitad norte peninsular. ¡Nos vamos de escapada!

  • Hayedo de Otzarreta, Gorbeia: posiblemente sea el bosque más mágico de toda España, digno de película animada. Como todo hayedo, es un paisaje cuya belleza se triplica durante el otoño. Si te gusta la fotografía de paisajes, este es sin duda, el lugar.
  • Hayedo de Montejo, Madrid: Ya es tarde, olvídate de conseguir entradas para poder visitarlo esta temporada (agotadas desde agosto). Únicamente la organización deja un % de entradas para cada día, si quieres ir a por todas, mejor estar en Montejo de la Sierra antes de que aparezcan los primeros rayos de sol, sino… será bastante imposible. Eso sí, merece la pena y si no consigues las entradas, pasear por la zona también es un placer.
  • Selva de Iratí, Navarra: en este post te contamos más sobre este mágico bosque.
  • Hayedo de la Pedrosa, Segovia: musgo, hojas caídas, tonos naranjas, algún que otro duende y hadas volando. Además de muy, pero que muy, buena comida…
  • Hayedo de la Tejera Negra, Cantalojas, Guadalajara: con el fin de preservar el paisaje, también es necesario solicitar una reserva previa y, como todo paisaje natural cercano a Madrid que se precie, conseguir entradas se convierte en todo un reto, pero, ¡querer es poder!
  •  Hayedo del Saja-Besaya, Cantabria: dividido entre las cuencas de los ríos a los que debe su nombre. ¡Con ríos de por medio, imagina como será la belleza del paisaje! Es un hayedo si, pero no por ello vamos a menospreciar la imponencia de sus majestuosos robles…

Ahora solo queda elegir destino, hacer una revisión rápida del coche y… ¡escapada otoñal a la vista! Puede ser hasta incluso de un día, ¡ida – disfrutar – comilona – seguir disfrutando – vuelta!