Oculta en el Parque Nacional de Phong Nha Ke Bang (Vietnam), la cueva más grande del mundo fue descubierta hace relativamente, muy poco. La historia de su descubrimiento es algo curiosa.

La gruta fue descubierta en el año 1991 por Ho Khanh mientras caminaba por el parque natural, ya que se dedicaba a la industria maderera. Ho Khanh tuvo que regresar al trabajo y, más tarde marchó a trabajar en la agricultura con su familia sin volver a ver la famosa cueva. Intentó varias veces volver a encontrarla pero, con la clase de vegetación que hay en este tipo de bosques, le resultó muy difícil, no recordaba el lugar con claridad. No fue hasta el año 2009 cuando unos investigadores británicos dieron con él para que sirviera de guía y, tras encontrar otras 11 cuevas jamás registradas dieron con la famosa cueva Son Doong (Río de Montaña). 

Considerada como la más grande del mundo, cuenta con un micro clima propio, in río y hasta una selva. A diferencia de otras cuevas encontradas en el mundo, no aparece ningún grabado o prueba alguna de que haya existido vida humana anteriormente.

La cueva supera los 4,5 km de dimensión y 140 metros de alto. En ella se han encontrado las estalagmitas más altas del mundo con 70 metros de altura. La dificultad de la travesía, que se agrava con el río, ha imposibilitado que los investigadores hayan avanzado más, aunque no se descartan nuevas expediciones. Cabe destacar la gran belleza de las “perlas de cueva” que descubrieron tras subir un muro de 60 metros que les impedía seguir más lejos. ¡La naturaleza es impresionante! Un lugar maravilloso que puede convertirse en uno de los atractivos turísticos más importantes de Asia. Y en el que seguro que todos los expedicionarios van muy preparados para sentirse seguros.

Actualmente, Ho Khanh trabaja como guía turístico y ayuda a los investigadores que realizan expediciones por la zona. Ha sacado a toda su familia y amigos de la pobreza y algunas de las cuevas encontradas llevan el nombre de sus hijas. ¡Un gran tipo!