Este pequeño pueblo, tiene alrededor de 350 habitantes censados, se encuentra en la Serranía Baja conquense, no muy lejos del límite con la Comunidad Valenciana guarda un secreto que era, hasta hace poco, conocido por muy pocos… Desde hace años se ha convertido en un lugar apto para escapadas veraniegas. Sobre todo, para valencian@s, albaceten@s, turulenses y conquenses… ¡La cercanía es un grado!

Pero, ¿Qué es eso tan apetecible? ¿Es refrescante? Sí lo es, ¡y mucho!

Las Chorreras de Enguídanos son unas pozas naturales que forma el río Cabriel (considerado como uno de los más limpios de Europa) a su paso por una zona extremadamente hermosa de esta localidad. La caída del cauce genera cascadas que, gracias a la erosión, han dado lugar de forma caprichosa, a unas pozas de aguas cristalinas, generando una bajada de casi 4km que te sorprenderá.

Como comentábamos, el río Cabriel tiene un agua de excelente calidad ya que apenas pasa por localidades durante todo su cauce, antes de desembocar finalmente en el río Júcar.

Pero, regresando al tema que nos concierne, en las Chorreras podremos disfrutar de pequeñas calas en la montaña, masajearnos debajo de una cascada, deslizarnos a través de toboganes de roca natural, sumergirnos en aguas donde los pinos conquenses se ven reflejados y hacer unas fotografías que dejarán ALUCINANDO a todos nuestros contactos en las redes sociales. ¡Sólo por eso ya merece la pena! Jijij

También se pueden hacer rutas de senderismo, una de las más valoradas es la que parte desde la Central Hidroeléctrica Lucas de Urquijo, a 3km de Enguídanos. Disfrutar de las vistas desde el lago más alto es, sin duda, ¡impresionante!

Este paraje está a una distancia aproximada de 7km en coche de la localidad que les da nombre y esta, a su vez, tiene buen acceso desde la Nacional – III- ¡Revisa tu coche y haz una escapada este verano, no te arrepentirás!