Los que nos hemos criado en un pueblo o tenemos padres que descienden de él y, por tanto, familia que reside ahí, no alcanzamos a entender como sobrevivís aquellos que no tenéis pueblo.

Generaciones y generaciones nacidas en ciudad sin saber lo que es vivir un pueblo. No tiene nada de malo, todo lo contrario. Por ello, nuestro objetivo en este artículo es mostraos los beneficios infinitos de tener un pueblo porque, si no se desciende de ninguno (primero prueba a “tirar” de árbol genealógico) ¡deberías adoptar uno! Estarás agradeciéndonos este consejo durante toda tu vida y, además, con este gesto habrás hecho que tus descendientes tengan pueblo, un lugar pequeño y familiar donde poder crear recuerdos. Además, todos coincidimos en ello, ¡son los mejores recuerdos!

  • Puedes hacer una casa rústica a tu gusto y convertirla en tu lugar de retiro.
  • Conocerás a muchas personas nuevas y (créenos) para ellas serás toda una novedad. Jijiji
  • Las amistades que forjes serán para toda la vida (y seguramente dure generaciones). ¡Esos valores siempre se transmiten!
  • Si sobrevives a las primeras fiestas del pueblo en verano, ¡no concebirás otro verano sin ellas! Eso sí, sobrevivir es de valientes.
  • Las primeras veces para los peques. Las primeras salidas sol@s, el primer beso, la primera decepción, la primera cervecita, el primer amor…
  • La vida en la calle, en la plaza y en el bar. Se vive mucho más en comunidad que en las grandes ciudades. Es curioso porque al haber más gente debería ser al revés, pero no es así. El pueblo une más.
  • Y teniendo amigos en el pueblo, los del pueblo de al lado también acabarán siendo tus amigos y por consiguiente… ¡te tocará sobrevivir a dos fiestas populares! Pd. El primer año tú o alguien de los tuyos caerá irremediablemente “al pilón”, ¡es inevitable!
  • Los incómodos (pero entretenidos y necesarios) dichos y diretes.
  • Adoptando un pueblo contribuirás a que no desaparezca. ¡La despoblación rural es alarmante!
  • Lo ideal es que no lo adoptes lejos de tu residencia habitual, así podrás escaparte más a menudo y, ¿por qué no tener animales? ¿Un huerto? Una eco-vida por delante…

Ahora solo queda que descubras el pueblo de tus sueños. ¡Avisamos de que cambiará tu vida por completo! Te convertirás en mejor persona, estamos seguros. Pincha aquí para ver algunas opciones que te proponemos por toda España.