Los parques temáticos son una de las principales opciones para viajar en familia por todo el mundo a la vez que realizas actividades divertidas… Si en España podemos presumir de algunos de ellos el resto de Europa no se queda atrás… ¡Nos gusta disfrutar! Existen parques relacionados con las atracciones, con personajes animados, con actividades acuáticas, de terror, relacionados con la naturaleza, con los dinosaurios… ¡Para todos los gustos!  Vamos pues a dar una vuelta por Europa para mostraros algunos que nos han llamado la atención por su originalidad. Abróchense los cinturones, ¡nos vamos!

  • Harry Potter levanta pasiones a todas las edades. En su tierra natal no podía faltar un parque temático dedicado al mago más famoso de la historia reciente. Se encuentra en Londres y se pueden visitar sus decorados, sets de rodaje, etc. 
  • ¿Qué tal si llevamos la carta al mismísimo Papá Noel las semanas previas a Navidad? Es la época más cara pero también la más bonita para visitar Finlandia en familia. ¡Qué experiencia la de visitar Santa Claus Village! 
  • ¡Apto para amantes de LEGO! Dinamarca, Alemania e Inglaterra son los países de Europa que tienen un parque temático dedicado a estas piezas de construcción tan creativas. 
  • Playmobil ha levantado pasiones a multitud de generaciones y todavía lo sigue haciendo. ¡Son unos juguetes que nos han marcado a muchos de nosotros! ¿Cómo no iban a tener su propio parque temático? Se encuentra en Alemania y ahí podrás ver si famoso barco pirata, castillo o granja a tamaño real con todo lujo de detalles. 
  • Europa Park, también en Alemania, es uno de los más grandes del continente y tiene zonas divididas por todos los países que lo componen, incluida España, ¿será un tópico? ¿Cómo nos verán desde Alemania?
  • ¿Un cuento de hadas y duendes hecho realidad en un entorno idílico? Ese es el Efteling Park Resort de los Países Bajos.
  • Popeye Villaje, el pueblo de Popeye se encuentra en Malta. Un idílico pueblecito costero donde las espinacas son un verdadero manjar. 

Vayas donde vayas, ve seguro con un seguro de viaje que te proteja hasta que regreses a cara. ¡No es nada caro! Calcula aquí tu cuota y verás como merece la pena, ¡desde 1€!