Nueva Zelanda es un destino lleno de posibilidades. Un viaje repleto de paisajes, cultura y tradición que sin duda serán una de las experiencias más inolvidables de tu vida. Pero si quieres que todo transcurra sin sobresaltos lo mejor es que contrates un seguro de viaje.

La realidad es que durante un viaje los riesgos se multiplican. Podemos perder el vuelo, el equipaje, ponernos enfermos o incluso se puede cancelar el vuelo o el hotel. Especialmente, si tu destino está literalmente en la otra punta del planeta, pueden surgir mil inconvenientes pueden multiplicar el coste del viaje.

Para cubrir todas esas circunstancias las aseguradoras ofrecen la posibilidad de contratar pólizas específicas que garanticen tu seguridad y bienestar cuando estés fuera.

Si bien no es obligatorio contratar una seguro de viaje para Nueva Zelanda si es altamente recomendable. El motivo principal es que el sistema médico de este país es un sistema privado. Y aunque ni hospitales ni doctores te van a negar la asistencia, sí que tendrás que hacerte cargo de los gastos médicos. Además, puede ser un desembolso importante, ya que este es uno de los países más caros del mundo.

Si vas a contratar un seguro de viaje ten en cuenta varias cosas. Lo primero es que contrates un buen seguro de viaje que este cuente con alguien que hable tu idioma si sufres algún percance. Este dato puedes reflejarlo en la póliza y en caso de que en el país no haya nadie que hable tu idioma, puedas contar con el servicio de un intérprete.

Si has contratado una póliza es importante tener a mano todos los datos de contacto de asistencia. Serán imprescindibles en caso de que los necesites por lo que procura llevarlos apuntados en algún lugar seguro y visible.

Hay distintas pólizas de viaje que incluyen diferentes coberturas. Desde El Corte Ingles Seguros te ofrecemos el seguro de viaje:

Viaja seguro desde España a cualquier país del mundo, con el seguro de viaje de AXA Assistance. En el encontrarás las coberturas que necesitas para disfrutar de tus viajes con la máxima tranquilidad. Con esta póliza podrás configurar tus propios límites de gastos en las garantías de equipaje, de gastos médicos. También tienes garantía opcional de cancelación.

Se incluyen asistencias ante situaciones imprevistas como overbooking, pérdida del vuelo de conexión, robo o pérdida del pasaporte o visado, regreso anticipado por determinadas causas, etc.

También puedes contratar un seguro de cancelación por si te sucede algún imprevisto. En caso de que tengas que cancelar anticipadamente tu viaje, podrás recuperar los gastos de anulación hasta el límite que contrates.

Esta última opción es clave cuando organizas un viaje con mucho tiempo, como a Nueva Zelanda y que supone un gran desembolso económico. Este destino se ha convertido en uno de los sitios de moda para la luna de miel

Nueva Zelanda, uno de los destinos más singulares para vivir un viaje increíble. Su nombre en maorí es Aotearoa, que significa tierra de la gran nube blanca.  Sus islas están situadas en Oceanía al suroeste del océano Pacífico. Este país está formado por dos grandes islas: la Isla Norte y la Isla Sur, junto a un gran número de islas menores, entre las que destacan la Isla Stewart y las Islas Chatham. Es un lugar que destaca por su biodiversidad y cultura especial. Allí podrás caminar por valles glaciares y explorar los lagos alpinos de West Coast.

También podrás practicar deportes extremos en Queenstown, el lugar donde nació el bungy jumping. No puedes dejar pasar dos de sus ciudades más importantes como Auckland y Wellington, la capital del país. Cada año dos millones de turistas sucumben a los encantos de Nueva Zelanda, donde puedes disfrutar de la playa a la montaña, y visitar el país de los Hobbit, Hobitton, ya que fue en este espectacular escenario donde se rodó la famosa trilogía de “El señor de los Anillos”.

Sin duda todo un destino en el que perderse y sólo preocuparte por disfrutar.