La llegada del mes de septiembre a muchos se les hace cuesta arriba. La vuelta a la rutina diaria, el trabajo y los colegios nos hacen temer lo peor. Pero no puedes estar más equivocado porque para terminar bien el verano y comenzar el otoño, muchos pueblos están de fiesta.

De hecho, son muchos los pueblos y ciudades de la geografía española que se engalanan y visten sus calles de fiestas. Aprovéchate de las verbenas para viajar.

En septiembre podemos recorrer un sinfín de localidades que nos brindan la oportunidad de empaparnos de la historia y la cultura del lugar. Toma nota de este calendario para que no te pierdas las mejores fiestas patronales de España.

Fiesta de Moros y Cristianos. Murcia capital. – Del 3 al 10 de septiembre

Cada año desde 1983 la ciudad de Murcia rememora los tiempos de Medina Mursiya. El ayuntamiento junto a la Federación de Moros y Cristianos local organiza cada año un amplio programa.

Estas fiestas son muy especiales porque realizan una gran representación teatral en la que los actores son los propios habitantes de Murcia caracterizados. Las calles se utilizan como escenarios para festejar al Patrón de la localidad y rememorar tiempos pasados de la Reconquista.

La mayoría de los actos se desarrollan en el Campamento Medieval que se sitúa en el jardín de San Esteban y aunque la fiesta se extiende a lo largo de varios días, se centra en el sábado, domingo y lunes anteriores a la Romería de la Patrona de la ciudad, la Virgen de la Fuensanta.

El sábado es el “Día de la Entrada”, en el que la mayoría de los grupos hacen pasacalles por los barrios de la ciudad. Justo al caer la noche, los grupos capitaneados por el Infante Alfonso de Castilla y el Rey Moro Aben Hud de Murcia ofrecen un espectáculo a modo de parada militar. El domingo es el “Día de la Fundación” en el que tiene lugar la Embajada (representación con origen en el teatro popular de los siglos XVI, XVII y XVIII) Mora o de la Fundación de Murcia en la Plaza del Cardenal Belluga con la Catedral de fondo. Ya el lunes, se representa la Embajada Cristiana, en la cual se escenifica la entrega de las llaves de la ciudad.

Fiestas del Motín de Aranjuez (Madrid). –  Del 4 al 8 de septiembre

Fiestas declaradas de Interés Turístico Nacional en las que los vecinos de Aranjuez teatralizan el motín que tuvo lugar en 1808 que culminaron con la caída de Godoy y la abdicación de Carlos IV en su Hijo Fernando VII. Todo ello se desarrolla en los mismos escenarios naturales donde sucedió: el Palacio Real, el Palacio de Godoy y la Plaza de Toros.

Los vecinos del Real Sitio y Villa representan en cada uno de los barrios las escenas del amotinamiento. El asalto y quema de la Casa de Godoy y la representación teatral de los cuadros de Goya relacionados con los aquelarres y la brujería. La Corrida goyesca y el Descenso Pirata del Tajo, rememorando los antiguos transportes de troncos o maderadas donde se premia la originalidad. Se unen a ello un sinfín de actos culturales, deportivos y festivos. La Policía Nacional será este año el ‘Amotinado Mayor’.

Feria de Albacete. Albacete capital – Del 7 al 17 de septiembre

La archiconocida Feria de Albacete tiene su origen en una feria ganadera, pero con el paso del tiempo evolucionó hasta convertirse en una fiesta de gran participación popular. Hoy día se rinde honor a la Virgen de los Llanos, y es la excusa perfecta para pasar unos días dándolo todo en las calles.

Su programa está compuesto por conciertos, verbenas, teatros, actividades para niños, corridas de toros y competiciones deportivas. Las celebraciones comienzan con dos actos: la proclamación de la reina de las fiestas (llamada “Manchega de honor”) y la Cabalgata de Apertura. Es un vistoso desfile de carrozas en el que participan numerosos grupos, charangas y bandas de música, y donde la gente sale vestida con el traje típico manchego. Esta gran cabalgata puede llegar a durar varias horas. Otro acto muy emblemático es la ofrenda floral a la patrona.

El famoso Recinto Ferial de Albacete se abre durante estos días donde se concentra el ambiente festivo. Debido a su particular forma, este espacio es conocido como los redondeles o la sartén. Construido en el siglo XVIII, se compone de tres círculos concéntricos y de un paseo longitudinal que da acceso a ellos. En el centro de la sartén existe un bello templete modernista, mientras que en los diferentes redondeles se pueden encontrar numerosas casetas de todo tipo: de comida y bebida, artesanía tradicional de Albacete, juguetes, ropa, bisutería… Los puestos permanecen abiertos durante todo el día, hasta la madrugada; y en muchos de ellos se puede tomar sidra con los famosísimos miguelitos, un dulce típico de la zona. Por el día, además, se pueden ver los desfiles de carruajes y caballos.

Fiestas de la Mare de Deu de la Salut en Algemesí (Valencia). –  Del 7 al 8 de septiembre

Estas fiestas remontan al siglo XIII y es una de las celebraciones más singulares de la provincia de Valencia y están declaradas Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. Hay escritos que aseguran que la primera vez que se celebró esta fiesta fue en el año 1610 y la leyenda cuenta que la imagen mariana se encontró en un tronco de morera. Las representaciones de teatro, danza y música forman parte de un conjunto de tradiciones que se transmiten de generación en generación.

Los vecinos se involucran en gran medida en sus fiestas, ya que en las procesiones desfilan más de 1.400 personas. Además, los trajes y accesorios que utilizan, están todos confeccionados de manera artesanal.

Destacan sus procesiones acompañadas de músicas, bailes tradicionales y las espectaculares torres humanas y la noche del 6 de septiembre, la ‘Nit del Retorn’, en la que las campanas de la Basílica de Sant Jaume tañen sin parar durante toda la noche.

Fiesta de La Santina. Covadonga (Asturias) – 8 de septiembre

Es esta fiesta se conmemora la intercesión de la Santina que favoreció la victoria cristiana en la Batalla de Covadonga. Lo más emocionante de este evento es que un equipo de buceadores profesionales hace emerger a la Virgen del fondo del lago Enol, donde está entronizada. Esta tradición comienza a las 11 de la mañana y a las 12 hay una misa en la Basílica de Covadonga y una procesión hasta la Santa Cueva.

En la cueva en donde se encuentra la Virgen hay una fuente, llamada de Los Siete Caños. Dice la leyenda que, si se bebe todos los años su agua, las mujeres se casan durante el año siguiente.

Fiestas de Nuestra Señora de la Merced. Barcelona (Cataluña) – Del 20 al 24 de septiembre

Se vienen celebrando año tras año, desde 1871, en honor a la Nuestro Señora de la Merced. Según cuenta la leyenda, en 1867 Barcelona sufrió una plaga de langostas y la Virgen salvó a la ciudad. Como agradecimiento, los barceloneses la nombraron su patrona.

La programación de las fiestas se centra, sobre todo, en la cultura mediterránea, e incluye más de 500 actividades para todos los gustos: desde pasacalles y conciertos, hasta bailes folclóricos o espectáculos de teatro y danza en la calle. Destacan entre todos los actos los típicos castillos humanos (Castellers), los desfiles de gigantes y cabezudos, el Correfoc (personajes disfrazados que portan fuego y bengalas).