Cada vez existen más lugares desde donde obtener magníficas vistas situadas en enclaves naturales privilegiados o en grandes alturas de las ciudades. Esta lista le encantará para los amantes del riesgo y la aventura o a aquellos que busquen las mejores vistas y panorámicas para sus fotografías.

Hasta el año 2008, los miradores más altos del mundo se encontraban en Norteamérica, con la excepción de la Torre Eiffel, en París. Sin embargo, desde ese mismo año las vistas más sublimes del mundo solo se pueden disfrutar en Asia o en Oriente Próximo. Eso sí, la mayoría no son aptas para gente con vértigo.

Toma nota si quieres visitar algunos de los lugares con las mejores panorámicas del planeta. ¡Y no te olvides de llevarte tu seguro de viajes, por si acaso!

Los miradores con las mejores panorámicas del planeta

Skywalk, Gran Cañón de Colorado (USA)

Este mirador está fuera del Parque Natural del Gran Cañón del Colorado está en el desierto de Arizona, en Estados Unidos. Conocido como Skywalk, es todo un “paseo por el cielo”, fue inaugurado en marzo de 2007, obra del arquitecto David Jin, de las Vegas. Se encuentra situado en uno de los laterales dentro de la reserva de los indios Hualapai.

Podrás caminar sobre una enorme plataforma semicircular de cristal y acero construido sobre un precipicio a 1.200 metros de altura. Ofrece unas impresionantes vistas que sin duda recordarás el resto de tu vida.

Eso sí, están prohibidas las cámaras por temas de seguridad. Deberás dejar tus objetos personales en una taquilla antes de pasear por su estructura de cristal. Sí quieres tener un recuero cuentan con un fotógrafo profesional que inmortalizará el momento por un módico precio y no va incluido en el precio de la entrada.

Precio: 24 euros, más la tasa a la tribu de los Hualapai (24 euros).

Top of the Rock y One World Observatory (USA)

El observatorio Top of the Rock, reabierto en 2005, está en lo alto del Comcast Building en el Rockefeller Center, suele ser el preferido por sus vistas panorámicas de 360 grados al Skyline ciudad de Nueva York. Sus tres terrazas situadas se abrieron al público por primera vez en 1933, está ubicado a unos 259 metros en los pisos 67 al 70.

Originariamente este mirador estaba decorado como una cubierta de barco con sillas de estilo clásico y respiraderos que simulaban las chimeneas. En el año 2005 cambiaron su decoración, pero continúa parte del estilo Arc Decó de 1930 con la inclusión de piedra caliza y paneles de flor de lis entre otros.

Precios: Adultos, 25 dólares. Niños de 6 a 12 años, 16 dólares y mayores de 62 años, 23 dólares

One World Observatory. Desde mayo 2015 el skyline de Nueva York luce completo, con la construcción del impresionante rascacielos One World Trade Center, que sustituye las desaparecidas Torres Gemelas. Este edificio ofrece las vistas más altas de la ciudad con una panorámica de 360º. También conocido como Freedom Tower, te dejará sin palabras, no solo por las vistas desde las plantas 100 a la 102 sino por el sentimiento que sobrecoge en la zona desde los atentados de 2001.

Con sus 386,5 metros de altura, no es tan alto como su predecesor, Two World Trade Center, cuyo mirador se hallaba en su cima a una altura de 415 metros. Sin embargo, sus avances tecnológicos permiten que los visitantes puedan disfrutar del horizonte con realidad aumentada a través de una tableta para explorar los monumentos de la ciudad. Además, cuenta con un ascensor de alta velocidad -47 segundos hasta la cima- y pantallas de alta definición de altura completa en las que se muestra en un vídeo time-lapse la historia del paisaje urbano del Bajo Manhattan que abarca 500 años.

Precio: 38 dólares.

The Singapore Flyer

Esta es la noria-mirador más alta del mundo y está situada en Singapur. Mide 165 metros de altura y fue inaugurada el 11 de febrero de 2008, pero no fue abierta al público hasta el 1 de marzo.

El Singapore Flyer cuenta con 28 “cápsulas” con una capacidad para 28 personas. La noria permite disfrutar de las vistas de la bahía de Singapur y los puntos más característicos de la ciudad, y en días claros los países vecinos, Malasia e Indonesia. Quizá el mejor momento del día para cogerla será al atardecer para ver los juegos de luces de los rascacielos reflejándose en el mar de la bahía. También ofrece la oportunidad de disfrutar de una cena giratoria en una de sus cabinas, eso sí, prepara la cartera.

Precio: Adultos 14 euros. Niños (3-12 años) 13 euros

La Torre Eiffel

Es sin duda alguna una de las construcciones más famosas del mundo. Esta construcción de hierro fue erigida por el ingeniero francés Gustave Eiffel con motivo de la Exposición universal de 1889 de París y en un principio se pensó en desmontarla. Tiene una altura de 300 metros, que llega a los 325 metros tras la posterior colocación de una antena. Esta torre fue la estructura más alta del mundo durante más de 40 años, hasta que la construcción del edificio Chrysler, de Nueva York, en 1930.

Es el emblema de Francia y la visitan millones de personas a lo largo del año. Puedes subir por las escaleras o en ascensor hasta su mirador. El primer nivel, está situado a 57 metros sobre el suelo, donde además de tener una vista de 360° sobre París podrás comer en su restaurante. El segundo nivel está situado a 115 metros y las vistas son inmejorables, en este piso está el restaurante Le Jules-Verne que cuenta con una estrella Michelin. El tercer y último nivel está situado a 275 metros sobre el suelo y su acceso se hace obligatoriamente por un ascensor. Ya en la cima podrás brindar con una copa de champán si lo deseas gracias al bar que hay en su interior.

Tokyo SkyTree

Situada en la ciudad deTokyo, Japón, es una torre de radio difusión de más de 630 metros de altura. Tiene un espectacular mirador con una panorámica 360º de la capital, donde además hay un restaurante. Está considerada en la actualidad la torre más alta del mundo.

Burj Khalifa

Este edificio está situado en la parte moderna de Dubái, y domina la ciudad con sus casi 830 metros de altura. Está considerado como el edificio más alto del mundo y cuenta con 2 miradores desde los que se puede observar la ciudad, el desierto y las islas artificiales con forma de palmera construidas en la costa del país. El primero de ellos está en la planta 124, a 442 metros de altura. En la 148, casi 115 más arriba, se encuentra el segundo mirador. Las vistas desde aquí son realmente impresionantes y debido a su altura ya que se ve toda la ciudad de Dubái que parece ser una pequeña maqueta.