¿Te encantan los parques de atracciones? ¿Eres un fanático de las emociones fuertes y experimentas una sensación de placer cuando montas? Pues si eres un loco de las montañas rusas te vamos a contar cuales son las mejores de nuestro país.

Seguro que te estás preguntando porque a la gente le encanta montar en montañas rusas, tras esperas largas colas, que pueden durar incluso horas, y por tan sólo un par de minutos de tracción.

Las hormonas del miedo y del placer

Se podría pensar que la rapidez, la velocidad y las pendientes vertiginosas que ofrecen las atracciones de estos parques son las culpables del subidón, pero lo cierto es que no todas las personas a las que les gusta la aceleración buscan este resultado.

Sin embargo, el verdadero causante de esas sensaciones es el miedo. En los años 80 los científicos comprobaron que las atracciones fuertes producen en el cuerpo humano una reacción de lucha o huida, una respuesta fisiológica que se desencadena en situaciones de ataque y peligro que pueden amenazar la supervivencia.

De esta forma, ante una percepción de peligro, el sistema nervioso de los animales produce una descarga de hormonas y mensajeros químicos que provocan un aumento del ritmo cardiaco y respiratorio, la detención de los procesos digestivos y el incremento de los reflejos y la contracción muscular, entre otros efectos.

Otro de los factores que se ha observado es que se produce un aumento de los niveles de endorfinas en la sangre que origina una sensación de bienestar y euforia después de realizar una actividad de riesgo.

Igualmente, los estudios demuestran que el cuerpo de las personas aventureras segrega cortisol, la hormona encargada de producir una respuesta al estrés en el organismo. Y aunque pueda parecer lo contrario, el estrés no siempre tiene efectos negativos.

Las mejores montañas rusas

Si eres una amante de este tipo de atracciones, seguro que en tus viajes y vacaciones no falta la visita a un parque de atracciones.

Red Force en Ferrari Land

Esta trepidante atracción es la montaña rusa más alta (112 metros de altura) y rápida (180 kilómetros por hora en cinco segundos) de Europa. Es un acelerador vertical, no apto para los cardiacos, que se ha convertido ya en el icono del parque (uno de los que forman PortAventura World que cuenta con 11 atracciones.

Furius Baco

Está considerada la montaña rusa más rápida de España y se encuentra en el parque PortAventura (Tarragona). Se trata de una “máquina para recolectar uvas” que se descontrola cuando el mono ayudante del inventor le da a la palanca equivocada. Esta atracción es una lanzadera que pasa de 0 a 135 kilómetros por hora en tres segundos, e inicia un recorrido vertiginoso, de 850 metros el circuito, casi a ras del suelo, que atraviesa zanjas, túneles e incluso roza el agua del lago.

Shambhala

Hasta la llegada del Red Force, Shambhala ostentaba el título de la montaña rusa más alta (76 metros) y rápida (hasta 134 kilómetros por hora) de Europa, y, además, goza de una larga caída (78 metros). Esta atracción es un circuito inspirado en la arquitectura del reino de Bután, se encuentra en el área de China de PortAventura. Su nombre proviene de una leyenda: Shambhala es un paraíso terrenal más allá del Tíbet, tras los picos más altos de la cordillera del Himalaya, que está tan cerca del cielo que en él se deja de sentir el tiempo y la gravedad. Y eso es lo que sentirás al montar en ella, la sensación de rozar el cielo.

Dragon Khan

Esta atracción ha sido la estrella de PortAventura desde el momento de su apertura en 1995, y batió varios récords, entre los que se encontraban ocho inversiones y el loop vertical más alto del mundo (36 metros). Obviamente con el paso de los años y las nuevas atracciones, los ha ido perdiendo, pero aún figura entre las 10 montañas rusas más altas del planeta. Está diseñada para que aquellos que se atrevan a montarla tengan la sensación de cabalgar sobre en el lomo de un dragón desbocado y sin control, de hecho, las ocho vueltas que siguen a la gran bajada inicial se recorren en 69 segundos, a una velocidad de hasta 110 kilómetros por hora.

Abismo

Su propio nombre ya te da una pista de las sensaciones que vas a experimentar mientras sube hasta su altura máxima, 46 metros, y observas cómo el tren se pone lentamente boca abajo, como si literalmente fueses a caer a un abismo. En su punto más alto se divisa Madrid y todo el Parque de Atracciones (donde se encuentra) del revés y entonces uno se prepara para caer a unos 100 kilómetros por hora, dibujando tirabuzones, dos inversiones, colinas... El circuito, que tiene 410 metros de longitud, se recorre en apenas un minuto y finaliza con un ascenso a su torre y una caída de espaldas.

Inferno

Esta atracción es uno de los iconos de Terra Mítica (Benidorm), en el área de Roma, destaca principalmente, no por su altura (25 metros) ni la velocidad (60 kilómetros por hora), sino porque es una montaña rusa en 4D, como lo lees. El vagón va girando sobre sí mismo mientras circula por la vía, mientras el usuario tiene la sensación de ser una pelota que bota a gran velocidad.

Stunt Fall

Esta montaña rusa, está situada en el área temática Movie World Studios de Parque Warner (San Martín de la Vega, Madrid), y fue la más alta de España hasta la inauguración de Shambhala. Aún así sigue siendo de las más codiciadas por los amantes de este tipo de atracciones y de los principales atractivos de parque, ya que se trata de un Giant Inverted Boomerang. Primero inicia el recorrido en sentido normal y luego lo hace a la inversa. Durante su recorrido simula una escena de acción, con seis inversiones realmente intensas.

Superman

La atracción del héroe de acero, es la más famosa del Parque Warner y está ubicada en el área DC Super Heroes World. Esta montaña rusa simula el vuelo de Superman a más de 100 kilómetros por hora, a través de siete inversiones y varias caídas libres (la primera, para empezar fuerte, desde 55 metros de altura). Es la única montaña rusa de Europa con trenes sin suelo, es decir que los pies quedan colgando sobre la vía, sin protección, durante los más de dos minutos que dura el recorrido. Antes de subir a la estación de carga, los pasajeros pasan por la entrada del Daily Planet, el periódico de la ciudad de Metrópolis donde trabajan Clark Kent y Lois Lane.