Se trata de un planazo que puedes realizar en familia o junto a los amigos del cole y sus padres o tutores. Visitar un museo es un plan perfecto tanto para adultos como para peques, además supone un gran aprendizaje para los niños. ¿Merece más la pena que ir a un centro comercial no? Una vez decididos, deberíamos tratar de que fuera un lugar amigable para los peques, sino acabarán distrayendo su atención. Niños de 6 años frente al Guernica de Picasso, ¿mejor si lo colorean ellos? La clave es que interactúen con el arte.

Los días festivos de invierno son el momento perfecto para visitar museos. Así, desde pequeños, los niños desarrollarán sensibilidad propia y gusto para con el arte, ¡que no es poco! Aun Así, también os proponemos en esta lista lagunas alternativas al aire libre, ¡el año da para mucho!

  • Dinópolis, Teruel: ¿cómo eran los dinosaurios que habitaban en España? ¿Cómo vivían? ¡Los niños lo aprenderán todo y los mayores también! Es asombroso.
  • Binissuès, Menorca Museum: un museo de ciencias naturales donde lo pasarán en grande y aprenderán en un entorno único. Lo más llamativo es el espectáculo de tareas antiguas del campo, ¡les va a encantar!
  • Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia: ¡mucha interacción!
  • El Museo del Chocolate de Barcelona organiza diferentes actividades para niños hasta 7 años. ¿Qué mejor lugar? ¡Yo también quiero hacer una cata a ciegas de chocolates!

¿PENSANDO EN CAMBIAR DE COMPAÑÍA TU SEGURO DE COCHE? ¡CALCULA TU CUOTA AQUÍ!

  • Eureka! El Museo de Ciencia Interactiva de San Sebastián es ideal para tocar, aprender y asombrar a pequeños y adultos.
  • Museo de la Piratería de Canarias: ¿cómo se vivía en un barco pirata? ¿Por qué se dedicaban a saquear? ¿Cómo vivían? ¡Curioso!
  • El Museo Nacional Thyssen – Bornemisza tiene a vuestra disposición visitas guiadas dirigidas especialmente a los niños. Sin duda, la mejor forma de sensibilización con el arte.
  • El Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid les recordará a la película “Noche en el Museo!

La realidad es que cualquier museo suele tener actividades concretas dirigidas a niños, solo tenemos que buscar información en su web o llamar por teléfono.

Además, según qué días, ¡hasta pueden ser gratis!