Todos los años te lo prometes a ti mism@ y nunca lo acabas cumpliendo. ¡Querer es poder! Vamos a aunar fuerzas para que viajes, al menos un poco, durante 2018 y para disfrutar de sus múltiples ventajas como: aprender, descubrir mundo, cambiar la mentalidad, enriquecerte y, por qué no, dar envidia a tus amigos en las redes sociales (esta es la mejor parte).

  • Compra una hucha y guarda todas las semanas la misma cantidad, cuanto más guardes mejor será el viaje (o los viajes). Si no quieres hacerlo en efectivo, aparta parte de ese dinero en el banco para que, cuando contrates el viaje, cuentes con el dinero. Una técnica exitosa es la de ahorrar cada semana 28€ empezando con 1€ el lunes y acabando con 7€ el domingo. Cada día un poquito, 1, 2, 3, 4…
  • No te apuntes al gimnasio ni te inscribas en cursos en los que durarás menos de un mes, ¿no sabes que todos los años te pasa igual? Sé adulto y trata de ahorrar ese dinero.
  • Planifica tus vacaciones. Un truco es viajar cuando nadie lo hace, así puede que los vuelos y alojamientos sean más baratos. Si no puedes, ya sabes, ¡ahorra! ¡Ojo! Este es uno de los trucos más importantes para viajar más.
  • Sal de tu zona de confort, si no, no viajarás nunca. Ni los idiomas ni el cambio de culturas deben darte miedo, ¡todo lo contrario!
  • Sé abierto con todas las personas que te encuentres por el camino, ¡quizá acaban siendo importantes en tu vida! Además, aprenderás mucho de ellas.
  • Economiza en equipaje y trata de buscar alojamientos donde puedas lavar la ropa, ¡al final estarás orgulloso de haber tomado esa decisión! Llevar demasiado equipaje es algo tedioso y, a veces, quita las ganas de viajar.
  • Anticipa, ahorra y planifica con tiempo. ¡El santo grial!
  • Los prejuicios se quedan en casa y, si puedes evitar las redes sociales y el teléfono todo lo posible, tu mente lo agradecerá.

No menos importante es contratar un seguro de viaje con antelación para estar cubierto ante posibles inclemencias. Es una inversión que merece la pena, sobre todo si viajas a países más “complicados”…