Hace unas semanas realizábamos una ruta castellana por los pueblos de Isabel la Católica y hoy regresamos a Castilla y León para descubrir algunos de sus pueblos más bonitos. Intentaremos no coincidir, ¡Castilla da para mucho! 

Su gente es amable, sana, sin malicia y exigente en su confianza pero, ¿cómo son sus pueblos? Aunque nos ha sido difícil elegir y, más adelante, nos centraremos más en cada provincia. Hemos elegido un pueblo digno de ver de cada provincia, ¡una tarea difícil! 

Preparen el coche y arranquen motores, ¡nos vamos!

  • La Alberca, Salamanca: aparte de la belleza indiscutible de sus calles y fachadas con vigas de madera, hay una curiosidad que te sorprenderá. La Alberca es de los pocos pueblos de España que mantiene la tradición del “marrano de San Antón” y es que, sueltan un cerdo por la calle durante 7 meses y es cuidado y alimentado por todos los vecinos. Más tarde el animal se subasta y el dinero es donado a una ONG. ¡Maravillosas tradiciones que están a punto de perderse! También debes sacar un par de horas para subir a la Peña de Francia.
  • Peñalba de Santiago, León: pedanía perteneciente a Ponferrada y situada en la comarca de Valdueza. Bien de Interés Cultural desde 2008 con categoría de Conjunto Etnológico. Cabe destacar su iglesia mozárabe del Siglo X. 
  • Urueña, Valladolid: posee la muralla medieval de toda la provincia e incluso de toda España. Conjunto Histórico Artístico desde 1975. ¡Pasear por sus calles es una maravilla! 
  • Pedraza, Segovia: seguro que recordarás un anuncio de televisión que se emitía hace unos años donde un pueblo entero se llenaba de velas en una noche de verano. Pues bien, es totalmente cierto y se sigue haciendo cada año en Pedraza, uno de los pueblos medievales más bonitos de España donde podrás visitar su vieja cárcel, castillo y degustar sus tapas. 
  • Candeleda, Ávila: Situado en el Valle del Tiétar. Si el pueblo es bonito, su entorno natural no tiene desperdicio. Cascadas, prados, pozas para refrescarnos en verano… ¡Además hay muy buen ambiente! 
  • Ampudia, Palencia: si eres amante de los castillos, aquí podrás visitar uno de los mejores conservados de Castilla y León. 
  • Frías, Burgos: su castillo, situado sobre una roca, impacta por su presencia. Destacan también sus casas colgadas siendo la estructura medieval de sus calles un atractivo turístico mágico. Además, su cercanía al río Ebro le brinda unos paisajes únicos. Muchos la consideran la ciudad más pequeña de España. 
  • Medinaceli, Soria: hay pueblos con tanta historia que necesitaríamos años para relatarla. Mientras tanto, ahí sigue Medinaceli, situada en la calzada romana que comunicaba Mérida con Zaragoza. Su gran arco de tres puertas sigue recibiendo visitantes como en aquellos tiempos. Su geografía y arquitectura es una mezcla entre castilla y Aragón por su situación geográfica. Un pueblo con solera. 
  • Puebla de Sanabria, Zamora: villa fortificada y amurallada que fue testigo de gran protagonismo histórico por su enclave estratégico, al lado de la frontera con Portugal. Destacamos el Castillo de los Condes de Benavente, su ayuntamiento y la Iglesia de Santa María del Azogue. 

Si ya te has propuesto realizar una visita de fin de semana o puente te aconsejamos que contrates un seguro de viaje que te proteja ante cualquier incidencia durante esos días. ¡Todo lo demás será disfrutar!