Castilla – La Mancha es una de las comunidades autónomas más grandes de España y, tanto su ubicación como su red de transportes y carreteras favorecen la práctica de agroturismo. Además, se caracteriza por la diversidad natural, arquitectónica y cultural entre unas provincias y otras. Por ejemplo, ¿qué tiene que ver la Guadalajara alcarreña con una dehesa cercana Ciudad Real? 

Castilla – La Mancha está prácticamente cerca de todos los puntos de España al situarse casi al centro de la península y, por ello, se establece como uno de los principales destinos para disfrutar de escapadas en coche de diferente índole:

  • Enoturismo: sobre todo en determinadas zonas de Albacete, Cuenca y Ciudad Real.
  • Turismo gastronómico.
  • Turismo Quijotesco. Descubrir los lugares que pisaron en su día Don Quijote de la Mancha y Sancho Panza es para muchos, un viaje cultural muy interesante.
  • Turismo medieval y arquitectónico.
  • El turismo rural es, sin duda, es el rey de la corona en Castilla – La Mancha debido a la diversidad natural y a la gran cantidad de poblaciones pequeñas con encanto como por ejemplo:

G U A D A L A J A R A

  • Sigüenza. Ciudad alcarreña que desempeñó un importante papel en la Edad Media gracias a su enclave privilegiado. Los amantes de la geografía disfrutarán con su gran variedad de suelos sin poder perderse la Catedral de Santa María de Sigüenza, la Casa del Doncel o la Plaza Mayor entre otros muchos enclaves turísticos.

T O L E D O

  • El Toboso no podía faltar en la ruta de los pueblos Quijotescos. Localidad de origen de la bella Dulcinea del Toboso, el pueblo recibe multitud de habitantes de todo tipo siguiendo su estela. Además, se pueden disfrutar de grandes vinos.

A L B A C E T E

  • Alcalá del Júcar. Declarada Conjunto Histórico – Artístico donde puedes andar por calles estrechas pisando casi los tejados de las casas más bajas, bañarte en la playa artificial que brinda el río Júcar o atreverte a subir a la torre sin dejar de hacer fotos a esta maravillosa localidad. En verano, ¡su ambiente es único!

C U E N C A

  • Alarcón. Situado en la antigua nacional III y rodeado por el río Júcar (no muy lejos del Pantano de Alarcón), la Villa de Alarcón perteneció al Señorío de Villena, cuyo castillo ha pasado a ser un Parador Nacional. Además cuenta con diversas iglesias y un entorno natural mágico. En coche se tarda alrededor de dos horas y media desde Madrid.

C I U D A D   R E A L

  • Obviando localidades más conocidas como Almagro o Puerto Lápice hoy nos centramos en Villanueva de los Infantes. Lugar en el que no puedes dejar de visitar la casa donde murió Francisco de Quevedo.   Su cama y enseres siguen estando donde los dejó. Pueblo repleto de calles empedradas y grandes casas palaciegas con escudos en las puertas al más puro estilo manchego.

Ya estamos pensando en la siguiente escapada…