Es posible que alguna vez te hayas encontrado en la situación de tener que cancelar un viaje por enfermedad, Pero ¿qué ocurre cuando estás de baja y necesitas viajar? ¿Se puede viajar estando de baja?

Una baja por enfermedad es concedida con el propósito de que un trabajador pueda abandonar su puesto de trabajo para recuperarse durante el tiempo que sea necesario.

Por lo tanto, lo primero que hay que tener en cuenta es que durante una baja laboral no se debe hacer nada que pueda perjudicar ese proceso de recuperación. Un viaje puede no suponer un problema dependiendo de los motivos de la baja. Es decir, si una mujer está embarazada y recibe una baja laboral porque necesita reposos, es evidente que viajar no será recomendable además de que podrá correr el riesgo de que se le retire la baja concedida.

Hay otros casos en los que, sin embargo, viajar estando de baja no tiene por qué interrumpir ese proceso de recuperación. Incluso, dependiendo del problema, puede estar recomendado. Si por ejemplo, una persona se encuentra de baja por depresión y no es capaz de rendir en el trabajo ni de concentrarse debido a este problema, un viaje puede ayudarle en su recuperación, como modo de eliminar estrés y ansiedad.

En cualquier caso, siempre que dudemos de si realizar un viaje mientras nos encontramos de baja, antes de hacer la maleta es necesario comunicarlo al facultativo que esté realizando nuestro seguimiento médico. Hay que tener en cuenta que una baja laboral requiere de una serie de exámenes médicos y un seguimiento para evaluar la evolución del enfermo. Este facultativo deberá determinar si tu baja te permite viajar para que puedas estar autorizado a ello. Además, con dicha autorización es recomendable que acudas al Instituto Nacional de la Seguridad Social. Así podrás viajar tranquilo sabiendo que dicho organismo no requerirá tu presencia para alguna revisión de tu estado en el tiempo en el que te encuentres ausente. De esta forma no correrás el riesgo de no presentarte a dicha cita y poder perder la baja laboral.

Por muy claro que resulte tu caso y no tengas ninguna duda de que viajar estando de baja laboral no va a afectar a tu recuperación, te recomendamos que no dejes de hacer nunca lo indicado anteriormente, ya que cada situación se puede interpretar de muchas maneras diferentes por cada organismo, entidad, facultativo o empresa. Es mejor que no corras riesgos.